lunes, 25 de agosto de 2014

De un modo u otro: "Donde hay Amor, hay Dolor".

     Ha comenzado una semana extraña para nosotros...a pesar de ser muy pronto aún, el corazón nos empieza a pedir alegrías. No queremos comenzar a imaginar lo que podría ser el viaje más deseado y maravilloso de nuestras vidas; pero esa es la realidad y lo que tanto estaremos anhelando que suceda...y así debería ser esta vez.
     Cada día que pasa, sentimos que el momento se aproxima...pero a pesar de todo, muy poco queda para que comience un nuevo mes que permita creer en una serie de viajes de quienes ansiamos reencontrarnos con esos pequeños a quienes adoramos y sentimos ya nuestros hijos. La distancia nos separa, pero el corazón nos mantiene siempre a su lado...
     Hoy, estuvimos también a visitar una pequeña parcelita familiar donde nos aguardan, esperemos que durante mucho tiempo, algunos de nuestros seres queridos. Cada vez que piso ese lugar, no puedo contener la emoción, conociendo los sueños que allí siguen aguardando (porque algunos de ellos, podrá sentirlos realizados, al igual que nosotros seguimos sintiéndolo constantemente a nuestro lado; como si de algún modo, aún no se hubiera ido...porque mientras lo guardamos con tanto cariño en el corazón, así es y así seguirá siendo siempre) y los muchos recuerdos y aprendizajes de quien allí descansa. Mientras escribo, escucho algo muy apropiado en este preciso momento, y que tiene mucha relación con el contenido de mi meditación:
     -"Donde hay Amor, hay Dolor"...


     Y digo yo...: por mucho que cueste y por mucho que duela; el Amor es lo que nos permite seguir adelante y sentir que realmente, hay que perseguir los sueños, porque a su vez, se hace partícipes y felices a quienes te quieren.

sábado, 23 de agosto de 2014

"Que es el Infierno?: Es el sufrimiento de no poder amar.

     Esta semana, leía una cita famosa de un famoso escritor ruso, que decía lo siguiente:

-"¿ Que es el infierno ?
Es el sufrimiento de no poder amar."
(Fiodor M. Dostoyevsky, en  "Los hermanos Karamazov").

     Cada frase que observamos, cada cita que leemos, ofrece una enseñanza y una nueva reflexión... En concreto ésta, cada cual podrá interpretar de distinta manera; pero a mi me vienen a la cabeza los niños que esperan sin saber lo que es el Amor y por ello, tampoco conocerán lo que podría ser el infierno...pero tampoco lo que consideramos su antónimo.
     Para todos ellos; para quienes serán nuestros hijos y para los que esperamos que puedan tener la misma oportunidad de encontrar su familia, recuerdo hoy una frase que en ocasiones me ha servido de motivación y que todos deberíamos aplicar...:
-"Siembra Amor y serás recompensado con la mejor de las cosechas..."

     Buen fin de semana a todos...queda ya menos para el tan ansiado mes de septiembre que deseamos llegue cargado de buenas noticias: Optimismo y Confianza...pero también, un mes lleno de Esperanza.

jueves, 21 de agosto de 2014

Dar a conocer la necesidad de todo niño a vivir en el seno de una familia, nos permite esbozar una Sonrisa de Esperanza.

     Hoy, llego a emocionarme al observar cómo ha cambiado el trato de los medios de comunicación al tema de las adopciones de menores... Al inicio del proceso, sentíamos un cierto rechazo de muchas personas a hablar del tema, quizás pienso que el motivo era el desconocimiento; aunque también ello, provocaba una imagen distorsionada de la realidad de la adopción. Pienso que cualquier esfuerzo realizado para mejorar la vida de un menor, sea cual sea su origen o el lugar que habite, merecerá siempre la pena. Para alguien para quien tanto representa un niño o niña, es un orgullo sentir que la gente abre su mente a las necesidades de los demás, y muy gratificante conocer a tantas personas que de un modo u otro, colaboran u ofrecen su apoyo a los menos favorecidos. Ello también sirve para darse cuenta de lo afortunados que somos los demás, puesto que no sabemos en la mayor parte de los casos, apreciar lo que tenemos o de lo que podemos disponer... Hoy, todas las familias adoptantes, (tanto en Rusia como en otros países) podemos sentir alegría por haber colaborado para abrir un poco más los ojos de la gente y poder hacer ver la necesidad que impera, que no es otra que cubrir las necesidades más básicas de, en este caso, los niños en desamparo. Desearíamos que no fuera necesario escuchar las tristes noticias sobre las adopciones internacionales que han surgido desde el pasado año (Rusia, Nigeria, Etiopía, Marruecos, Colombia...), pero si de algún modo sirve para dar una oportunidad de una vida mejor a esos niños, valdrá la pena dar a conocer la situación.
     Ojalá, sirva para abrir la puerta a soluciones que permitan ofrecer un hogar a miles de niños más: abriendo nuevos países a la adopción (ojalá no hiciera falta y no tuvieran que recurrir a una familia extranjera, pero no es así) y por supuesto, mejorando y beneficiando con ello a la adopción nacional; puesto que no debemos olvidar los miles de niños que existen en España con necesidad de una familia, pero que debido a la legislación actual, en muchos casos, no es posible ofrecérsela.
     No se debe olvidar que la motivación principal en adopción, debe ser la de ofrecer un hogar y una familia a los menores...y a pesar de la situación económica (uno de los principales motivos del descenso del número de adopciones) que se vive actualmente (no sólo en España, sino en el resto del mundo), sigue habiendo miles de familias dispuestas a adoptar un menor en España o en cualquier parte del mundo, a pesar de las trabas (que disuaden a muchas familias de iniciar el camino), que cada vez son más, que rodean los procesos de adopción. Lo difícil del camino, nos permitirá eso si, darnos aún más cuenta de lo importante de la unión con nuestros hijos...y ellos, sin duda, serán los principales beneficiados.
     Me gustaría poderles hacer llegar el agradecimiento a todos aquellos (no han sido todos desgraciadamente, pero en la actualidad, se siente mucho mas la empatía de la inmensa mayoría...) periodistas y medios de comunicación que se hacen eco de la situación de los menores y de las adopciones (tanto nacionales como internacionales) y que en muchos casos, pueden ser de gran ayuda para su buen término... Y también, para la mayor parte de grupos parlamentarios que no tratan de hacer de un tema de necesidad como este, un motivo de enfrentamiento político.
     Hoy, podemos esbozar una Sonrisa de Esperanza: como en la Fábula del Colibrí, con un gesto de cada uno, se puede mejorar el entorno.

martes, 19 de agosto de 2014

La Impaciencia por la tensa espera durante la Adopción.

     Los días pasan, entre algunas noticias que animan poco a poco a las familias...siguen llegando juicios, eso si, a cuentagotas: nada permite aún recuperar un ritmo más vivo de fechas y viajes. La temporada estival, afecta a pesar de que en la Federación Rusa no se paraliza la actividad judicial como en España...pero esa es la teoría, porque no se aprecia en el número de juicios, ni tan siquiera en la apertura de las regiones que aún continuaban bloqueadas a las adopciones: es tan lento el ritmo que parece haberse parado el tiempo. A mi, nunca me gustaron el verano y el calor, pero tanto este como el pasado, los deseos de su paso, han sido extremos: ojalá llegue el tan deseado mes de septiembre, que permita la unión (o reunión) de menores y familias...aunque sigo esperando que nos sorprendan positivamente (como no!) y conozcamos muchas fechas más antes de que agosto finalice.
     Cuanto que preparar tras conocer una fecha que acabará por llegar... Pero no conviene adelantarse a los acontecimientos a pesar del deseo por realizarlo cuanto antes. Tiempo habrá entre tanta locura, los días previos al tan ansiado viaje que reunirá a las familias con nuestros hijos; y entonces si, será cuando lo podamos empezar a creer... Qué difícil es esperar, cuando es tan importante el Motivo de hacerlo; pero no queda más remedio que procurar que sea llevadera.

domingo, 17 de agosto de 2014

Un mismo futuro lleno de Sueños y Deseos por cumplir junto a nuestros hijos.

     Qué mezcla más extraña de sentimientos se agolpan a diario en nuestro entorno... Familias ya reunidas para siempre, otras buscando mantener y estrechar aún más el vínculo, que viajan a la Federación Rusa para volver a visitar a sus pequeños tras muchos meses (más de un año en la mayoría de ellos) mientras termina de resolverse la situación en las regiones cuyos expedientes de adopción aún permanecen bloqueados. Otras familias, siguen esperando una asignación que parece no llegar...y en otros casos, otros continuamos en la espera de juicio tras conocer a nuestros pequeños: algunos también, tras haber pasado por una situación similar a la nuestra, tras la pérdida de los pequeños inicialmente asignados y conocidos. A pesar de ello, confiamos en que todo ocurre por algo, y que verdaderamente, estos eran quienes estaban destinados a ser nuestros hijos, pero claro, con los temores y la inquietud que la situación genera. También, recordamos especialmente a familias muy cercanas y queridas, que esperan noticias del Tribunal Supremo ruso para poder llevar a buen fin las adopciones de sus pequeños, tras la decisión de no dar sentencia favorable en el juicio celebrado estos últimos meses. A todos, nos unen varias cosas, pero sobre todo el Amor por todos los pequeños nacidos en la distancia y que esperan y necesitan una familia; así como la alegría, esperanza e ilusión de que todos y cada uno de los niños, encuentren esa familia...y todas las familias, puedan reunirse con esos pequeños para ofrecerles un futuro lleno de sueños y deseos por cumplir juntos. 
     Animo y ofrezco todo el Optimismo y Positividad posible, a todas las familias que afrontan la adopción conociendo su dificultad: y por ello, nunca hay que desfallecer... Desde el inicio del proceso, nos ponen en el peor de los casos, para que sepamos que es un camino duro y lleno de obstáculos; pero el Amor y el Convencimiento, deben guiarnos en todo momento y ser nuestro motor para, en los momentos más difíciles, sacar esa fuerza necesaria y seguir adelante... Y si en algún momento no es suficiente, ahí estará la Gran Familia para ofrecer ese ánimo y apoyo necesario: que nadie dude... Por muy cuesta arriba que se ponga el camino, el objetivo merecerá la pena: porque nuestros hijos están esperando al final de ese hilo rojo que de un modo u otro, nos ha unido o unirá a ellos para siempre. 


viernes, 15 de agosto de 2014

La Ansiedad en la Espera es inevitable, por la importancia de quien está esperando: un(-a) tan desead@ Hij@

     Ya de vuelta al trabajo... Lo normal es retomar la rutina con tristeza o con los ánimos venidos a menos, pero ya hemos aprendido a luchar...y el paso de los días, permiten percibir los sueños más cercanos: el Esfuerzo y el Optimismo, generan fuerzas para seguir adelante pensando únicamente en lo bueno que está por llegar...y que será realmente importante y tan deseado. Pasan los días y sentimos el sueño más cercano y real; y por ello, no puedo negar que la angustia y ansiedad son mayores...por eso, el trabajo y el volver a sentirse activo, despeja tanta inquietud de la mente. Las vacaciones son para descansar; y a buen seguro que lo intentamos, pero cuando es tan grande el Amor que sentimos por alguien tan querido y que sentimos tan profundamente en el corazón, no es posible la calma. Sabemos lo dura y difícil que es la Espera en adopción...pero cuando has comprobado su lado más triste, únicamente puedes pensar en que llegarán las buenas noticias, pero necesitas que lleguen cuanto antes. Aún es pronto, pero deseamos tanto esas noticias, que llegarán... aunque no será fácil esperarlas. 
     Es extraño poderlo expresar, pero el sentimiento tras conocer a un pequeño o pequeña a quien tanto se desea y a quien tanto e inmediatamente se llega a querer es tal, que descubres otra forma de Cariño totalmente distinta a otra...la que abarcan la Protección y el Cuidado de ese menor...la que nos permite sentirnos Padres desde ese primer contacto, y que quizás tan difícil pueda ser comprender hasta que no llegas a sentirlo en primera persona. Nosotros, ya lo sentimos por un pequeño que era el centro de nuestra vida y el de nuestros seres queridos...pero tampoco podríamos imaginar que tras la pena por su pérdida, pudiéramos sentirlo nuevamente y con mas cariño aún por ofrecer (aunque pueda parecer difícil). Por ello, sabemos que posiblemente la mejor decisión de nuestra vida, fuera no tener dudas de seguir adelante con nuestro proceso. Nunca pudimos llegar a imaginar poder volver a sentir ese cosquilleo continuo en nuestro estómago y esos corazones llenos de Amor que ofrecerle a nuestra hija; a esa pequeña que nos espera. La ansiedad no es buena compañera de viaje, pero debo reconocer que parece imposible no sucumbir a ella: hay mucho en juego como para poderla dejar a un lado...pero no impide tratar de disfrutar del camino y de quienes nos han acompañado en él, hasta ese viaje que nos llevará a su lado para siempre. Después, seguiremos compartiendo con todos ellos, pero con más miembros en esta gran Familia que hemos formado...

miércoles, 13 de agosto de 2014

Sigue pasando el verano... ante tanta incomprensión y necesidad.

     Qué diferente es la Espera, observando simplemente y pensando en un futuro viaje (pero sin realizar compras compulsivas anticipadas para nuestra pequeña, en cada lugar visitado).
     Ahora, preparamos ese viaje desde la moderación y esperando el momento para poder efectuar las compras necesarias para ese largo y tan deseado viaje. Sin duda, tendremos todo listo para actuar de inmediato al recibir noticias...pero no debemos volver a pecar de exceso de ímpetu; y simplemente, ser previsibles.
     Seguimos siendo precavidos, pero con la alegría y la ilusión por ese nuevo viaje. Todos los preparativos, serán realizados en poco tiempo, porque todo está practicamente pensado. Y únicamente entonces, podremos vaciar y reemplazar todos los cajones y armarios, ahora llenos de ropa de niño que esperaba a nuestro pequeño desde hace más de un año.
     Qué difícil es ver acabar otras vacaciones, sin haber podido disfrutar junto a quien tanto anhelamos y deseamos...y más si cabe, sabiendo y conociendo la realidad de millones de niños repartidos por todo el mundo; que necesitan una familia. Se me hace extraño e inhumano ver la situación de tantas familias adoptantes en Rusia y que aún, no tienen a sus hijos en casa tras más de un año de espera... pero también lo es, pensar en las familias adoptantes en países donde han surgido problemáticas con las adopciones, como por ejemplo en Nigeria, Marruecos o Etiopía: y entre ellos, casos también tan increíbles, dramáticos e inciertos como los de las 2 familias que ayer tuvieron que entregar nuevamente a sus hijos y esperar una solución (que esperamos y deseamos se resuelva cuanto antes).
     Han sido días de descanso, sin apenas novedades; pero tiempo ya transcurrido (al igual que el pasado año), que hace más cercana nuestra vuelta al lado de nuestra hija.
     Esperamos que muy pronto, haya novedades y noticias alentadoras para quienes esperan esas fechas, tanto de juicio como de asignación, que permitan dar una oportunidad a menores (y también a las familias), de ver cubiertas sus expectativas y necesidades de unirse al abrazo del cariño mutuo. 
     Mucho ánimo y sobre todo, Esperanza en verlo hecho realidad en todos y cada uno de los procesos que ya están en marcha...