jueves, 2 de julio de 2015

Una fecha muy especial y recordada...el día de volver a poner rostro a Nuestra Historia. (Para Lera...)

     Querida Lera:
     Hace hoy un año, ante tantas dudas, y tras comunicarnos una nueva retirada de asignación, a escasos días de realizar el viaje...veíamos por primera vez tu rostro. No vamos a engañarnos: nos acababan de transmitir la pérdida de asignación de una pequeña a quien nos habían presentado a través de unas imágenes un mes antes; y de forma correcta, nos mostraban otras, las tuyas, para volvernos a encaminar y aliviar una nueva e inesperada pérdida. Tras unos momentos de dudas, en los que el corazón parecía negarse a admitir más adversidad, nos fijábamos poco a poco en esa pequeña que parecía hacernos un guiño, mostrando su diminuto y débil cuerpecito, cual muñeca de porcelana... Cada vez, se nos despertaba más el interés por estudiar y volver a ojear esas fotografías, porque parecía llamarnos, como queriéndonos decir: "Aquí estoy. Ya me habéis encontrado; soy yo quien os estaba esperando desde el principio...y aunque aún no sepáis por qué, todo lo acontecido hasta ahora, estaba Destinado a ocurrir, para compartir el resto de la vida juntos". Lo cierto es que, cuanto más observábamos las imágenes de esa pequeña, y a medida que profundizábamos en el informe que las acompañaba; más comprendíamos la necesidad que tenía de una familia...y más conscientes éramos de que debíamos continuar el camino y afrontarlo con decisión: y así fue como solicitamos mantener el plan de viaje y emprender la marcha a su encuentro, para poder conocerla cuanto antes. Esa pequeña, querida Lera, eras tú... Y desde que te vimos por primera vez, creímos y tuvimos Fe en que en esta ocasión, todo iría bien: porque quizás nos necesitabas más que el pequeño Denis...y tú eras lo que siempre habíamos imaginado y soñado; nos mostrabas aquello para lo que creíamos a ciencia cierta, que nos habíamos ido preparando durante todo el proceso de adopción, incluida la enseñanza y la experiencia de los hechos adversos. Sabíamos que si todo tenía un final feliz, nos esperaban muchos cambios y momentos difíciles de adaptación...pero también, que si era así, seria maravilloso afrontarlo juntos: y eso, es lo que nos muestras ahora tú, tras casi 6 meses de compartir nuestras vidas. Eres, hija mía, el Motivo que hace que cualquier esfuerzo haya merecido la pena...y que todo el trayecto hasta nuestra unión, haya sido recompensado con una hermosa historia de Amor. Aún es pronto, pero simplemente observando el cambio experimentado en el aspecto sentimental, nos sentimos enormemente felices de comprobar que esos besos y abrazos, que esas muestras de cariño que se te ofrecen; han pasado, de generar en ti temor y extrañeza, a convertirse en algo mágico y especial...en lo que siempre deberían haber sido, sin tener que desperdiciar tanto tiempo hasta conocer su significado. Ahora por tanto, esas muestras de cariño con que poco a poco obsequias a quienes te rodean, nos hacen sentir tremenda emoción; cambiando por alegría y sonrisas, aquellas lágrimas que al besarte, nos causaba el saber que nunca antes en tu vida te lo habían ofrecido. A nuestro lado, ya sabes que nunca te faltará cariño...porque con nosotros, has aprendido a tener Esperanza; y paso a paso, llegarás a comprender que existe un mundo lleno de oportunidades, y que con tu propia Magia, siguiendo las pautas que te marque el corazón, lograrás conocer la Felicidad y hacer realidad tus sueños...
     Hace un año, no podríamos haber imaginado tantas emociones y todas las circunstancias y momentos que han rodeado tu llegada a casa... Y no quiero ni puedo olvidar hoy, a quien propició ese encuentro: a nuestro querido amigo (y representante) Iván, que como en tantas otras ocasiones, permitió que menores y familias, se unieran para siempre... Si un día comenté (y algún día explicaré), que existía un vínculo muy estrecho en la relación entre mi padre (tu abuelo, Lera) y Denis, alrededor de nuestro proceso de adopción y las circunstancias que rodearon esos momentos; la relación entre el instante de conocerte a tí, Lera, y traerte a casa, parece también una increíble novela que algún día podrás comprender...en la que se establece una casualidad temporal, que al igual que nos lo pareció Denis (mediante un paralelismo de nuestra historia con él y la enfermedad de mi padre); Iván se convertía en una especie de Ángel, que desaparecía y volvía a aparecer en determinados momentos claves para tu llegada a casa...para hacernos creer que se trataba de un sueño; ya que una persona así, era difícil que pudiera existir y además, se cruzara en nuestro camino. Lo repito y siempre lo recordaremos como tal: Iván realizó en vida, una especie de Milagro para propiciar nuestro encuentro; y cuando la salud parecía imposibilitarlo para conseguir ese fin, tuvo la fuerza justa y la decisión de acompañarnos y unirnos para siempre...quizás también, porque nunca pudo comprender cómo el Destino quiso separarnos de aquel niño por quien también él, sabemos que sentía algo especial. No podrás volver a verlo, al igual que nosotros; pero tampoco podremos nunca olvidarlo...porque incluso ahora, al mirar al cielo lleno de estrellas, sigo queriendo ver reflejados en ellas, a todos aquellos seres queridos que hoy desgraciadamente, ya no están a nuestro lado, aunque de otro modo, sí nos acompañan... 


miércoles, 1 de julio de 2015

El calor, vino acompañado de otras altas temperaturas; las de Lera.

    El fin de semana, no fue un fácil: Lera, empeoró del catarro y la fiebre se disparó... Sobre todo el sábado, fue un día de nervios y sensaciones que experimentábamos por primera vez; puesto que se dieron situaciones que nos hicieron además, pensar y recordar esos momentos en que nunca antes pudimos acompañar a nuestra hija, en los que a buen seguro, tampoco tuvo a su lado a quien le diera tranquilidad y cariño... Cuantas veces antes, habrá necesitado alguien que la arropase y meciese ante una pesadilla, o aún más, ante la enfermedad. Se presentan tantas dudas en el día a día, que nos hacen sufrir por aquello que no hemos vivido e incluso observado: nos duele pensar en aquellas ocasiones en que haya tenido que defenderse ella sola de sus miedos y dolores...y el único consuelo, es poder pensar que desde que estamos a su lado, eso no volverá a ocurrir; porque siempre nos tendrá ya junto a ella. Y qué decir, cuando pensamos en todos aquellos que nunca lo han tenido o nunca lo tendrán...o incluso otros que pudiéndolo tener, aún se les niega sin razón o motivo. No es justo que sea así; pero es la única realidad, por mucho que se intente pintar de otro color...y no se puede ni debe mirar para otro lado. 
     El sábado, fue el primer día desde que llegamos a casa, (aunque parezca mentira) en que al observar a Lera, la veía totalmente indefensa: a pesar de su corta edad, siempre se comporta con independencia, a pesar de ese cariño que ya exterioriza y ofrece...porque como siempre decimos, son auténticos Supervivientes, hechos así mismos ante la adversidad.
     Los tan deseados días de piscina, siguieron esperando; pero no es un problema, cuando nos damos cuenta que existen situaciones difíciles de comprender y asimilar, que no pasan por un simple chapuzón... 
     Estos días, nos han permitido afrontar una nueva experiencia; y aunque no fue agradable, nos enseña nuevamente que la vida es un día a día de vicisitudes y situaciones que debemos atravesar y de las cuales, también vamos aprendiendo. 

sábado, 27 de junio de 2015

Llega el calor de verdad...y las noticias; aunque nunca sean todas buenas.

   El día de ayer, en nuestro caso, fue uno de esos que no sabes cómo definir... El calor, altera a las personas; y en España, en verano, hace mucho calor. A pesar de todo, Lera tenía un día desbocado, en el que no paraba un momento; pero actuaba con una tremenda gracia y simpatía...y a pesar del cansancio acumulado, no podíamos dejar de interactuar y entretenernos con sus juegos: qué lástima tener que dejarlas en el mejor momento, para volver al trabajo... Aunque más pena me daba anteayer, salir de casa por la tarde-noche, cuando de manera inusual estos últimos días, más pedía mis abrazos y el momento de acompañarla en su baño previo a la cena. Llevamos unos días atareados, en los que hemos dejado a un lado la piscina, para no empeorar esa tos de nuestra pequeña: aunque estamos deseando poder retomar los baños este fin de semana, para disfrutar a su lado esos tan gratos momentos.
      Y también ayer, tras noticias que nos daban una de cal y una de arena, respecto a familias en proceso de adopción...Nos llegaba una nueva y cercana, que nos permitía revivir los mejores momentos y sentir muy cerca ese lugar tan querido y a aquellas personas a las que tanto nos une. 

Como siempre decimos...lo mejor está por llegar; y en muchos casos, además de merecido, servirá para mostrar lo que significan el Amor, el Esfuerzo y la Perseverancia...y estamos convencidos de que todos y cada uno de los que sigan, conseguirán hacer realidad su ofrecimiento de Amor incondicional por alguien que aun no siendo de sangre de su sangre, se convertirá en lo más querido y nunca imaginado... Todo nuestro apoyo y cariño para ellos! 
     Hay veces, que se tarda en encontrar ese hilo rojo; pero todos tenemos uno que nos llevará junto a quien nos espera.

viernes, 26 de junio de 2015

Las palabras amables...

     Comenzaba la jornada con inusuales problemas de trabajo, provocados por averías y causas incomprensibles; que nos hacían presagiar un día extraño... Pero a pesar de todo, nos relajamos pensando que por muy raro que nos parecieran, no eran tan importantes como para aguarnos el día... 
     Un momento después, acudía al comercio donde de forma habitual, adquiero el periódico...uno de esos lugares que tan bien sienta visitar, por esa sonrisa y simpatía con que te atienden, para comenzar el día como Dios manda; con alegría y animo. Muchas veces hemos necesitado todos ese empujoncito matinal para hacer de un día normal, uno mucho más ilusionante...sobre todo en esos días de malas noticias y de noches en vela. Pues únicamente comento esto, porque al saludar y recibir hoy ese trato tan cercano y exquisito, me comunicaban el inminente cierre (uno más, desgraciadamente; aunque en este caso, muy especial para ese día a día) del comercio, debido al descenso de clientela y la consecuente disminución de las ventas. Y es muy ingrato comprobar un cierre, cuando en tantos momentos, debido al conocimiento de nuestro proceso de adopción; unas simples palabras amables o una tan necesaria sonrisa cómplice, han ayudado, sin darse cuenta, a recuperar ese aliento y permitir a otros (en este caso a mi, en varias ocasiones) creer en un día mejor...independientemente de que luego fuera o no así. A este tipo de personas es a las que se recuerda y echa de menos: Me gusta la gente así, que "decide" mostrar cariño, en vez de "elegir" tratar a los demás desde la distancia y tras una especie de barrera emocional que tampoco genera algo positivo. Siempre he valorado a las personas por sus actos; y creo también que por ello, durante este camino de la adopción, en el que la mayoría nos expresamos a corazón abierto, hemos encontrado y conocido muchas personas que merecen la pena...y que precisamente es lo que requieren esos pequeños con carencias tanto físicas como emocionales: y por eso, me atrevo a enviar un mensaje de ánimo a todos aquellos que siguen esperando el momento de conocer o reencontrarse con esos menores que tanto los necesitan. Como tantas y tantas veces hemos dicho y escuchado en la senda de la adopción; "Merecerá la pena continuar adelante y completar el camino", porque a pesar de ser tan duro (innecesario siempre y cruel en muchos casos), lo mejor está por llegar tanto para vosotros...como para ellos. 

miércoles, 24 de junio de 2015

Separarnos de Lera sigue siendo difícil...aunque sean unas horas.

     La semana, empezaba con el recuerdo de nuestro Denis, por ese cumpleaños que ahora sí, tratamos de imaginar soplando al fin unas velas; siendo el protagonista y sintiéndose especial... Pero también, afrontábamos nuevas situaciones: esta vez, provocados por un concierto cuyas entradas adquirimos incluso antes de conocer nuestra fecha de regreso a Vladivostok a por Lera. Se trataba, más que de un concierto de música, de un espectáculo en toda regla: un grupo mítico, rodeado de un montaje y puesta en escena digno de presenciar al menos en una ocasión en la vida...KISS!! Puede parecer algo extraño, pero podemos asegurar que lo presenciaron cientos de niños, en su mayoría con las caras pintadas como las de esos ídolos ya hexagenarios a quienes con gran ilusión iban a ver actuar. De hecho, había una entrada para nuestra pequeña, porque ya al adquirirlas, pensábamos en su llegada; pero de forma correcta creemos, decidimos dejarla en casa al cuidado de su abuela, ya que podía hacerse un tanto largo para ella...aunque tantas explosiones, música y pirotecnia, seguro que le habría impedido aburrirse lo más mínimo. El hecho de separarnos durante unas horas de ella, nos hacía albergar pequeñas dudas de su reacción; pero era más quizás la angustia de esa primera vez que fuera a la cama sin estar nosotros presentes. Puede parecer demasiado alarmista o extraño; pero se hace también difícil cada "primera vez", por muy insignificante que a muchos se les pueda antojar. Finalmente, todo se desarrolló con la normalidad que deseábamos; pero no hay dudas de que se le pudo hacer extraño, hasta que nos vio alrededor de la cama un par de horas después de haberse acostado. Eso sí, aún se nos hace difícil imaginar el tener que separarnos alguna noche de ella...y esperamos que ese momento, tarde en llegar. Por cierto: el concierto fue una maravilla, como esperábamos...y ya aguardamos una próxima ocasión para que Lera, pueda disfrutar de un espectáculo diferente y único.

     Como ya comentamos, también ha comenzado la temporada de baño (piscina) para Lera; y como suponíamos, es un auténtico éxito: y a pesar de estar aún ligeramente fría el agua, se resiste a abandonarlo (y le ha costado su primer catarro)...pero es otro motivo de alegría para ella: hay que ver lo rápido que consigue cambiar su ropa, ponerse el bañador...y encaminarse, eso sí, de nuestra mano, hacia la escalerilla de acceso a la piscina.
     Los últimos días, se la nota más relajada, a pesar de su actividad; y muestra más signos de cercanía y cariño... También, esa jornada aumentada en la guarde, sirve para que afiance su interacción con otros niños y para que capte un poco más de interés por todo... Acepta cada vez con menos problemas nuestras indicaciones, aunque por supuesto, condicionadas siempre a la imaginación para conseguirlo con arreglo a sus gustos y descubrimientos...
     Al mismo tiempo, Lera sigue manteniendo contacto con su idioma natal, puesto que todas las semanas, nos visita una chica rusa, que comparte juegos con ella...aunque también, una trabajadora que puntualmente ha colaborado en el restaurante, habla ruso por los años que permaneció trabajando en ese país. 
     Estas ultimas semanas, invitaban a Lera a nuevos cumpleaños... Y ha sido muy agradable para ella poder compartir juegos y bailes con otros pequeños, algunos de ellos a quienes ya ve por el cole (aunque mayores que ella) y a otros con quienes le une algo tan íntimo como el origen; aunque como es normal, se sentía aún un poco desubicada, buscando en nosotros esa referencia que necesita para mantener seguridad... Parecía buscarnos para corroborar que todo estaba en orden; y nos hacía imaginar en ella un pajarillo que acaba de conocer la libertad...disfrutando, pero sin confiarse y dar nada por hecho. Es duro y difícil pensar y recordar a todos esos niños que viven esperando su oportunidad y su encuentro con esas familias que van en su búsqueda para ser felices juntos: qué triste pensar en lo complicado que resulta...pero a pesar de todo, no hay que olvidar que siempre hay alguien esperando: esos "supervivientes", que nos demuestran que siempre merece la pena seguir en su búsqueda...


lunes, 22 de junio de 2015

Siempre en nuestros corazones: FELIZ CUMPLEAÑOS, DENIS!!!

     Feliz Cumpleaños, Denis:
     A pesar de la distancia, el desconocimiento y el tiempo; siempre existirá esa llama que se ilumine en nuestros corazones cada 22 de junio. Hoy, cumples 4 añitos...y deseamos que seas muy muy feliz; que recibas todo el amor y los cuidados necesarios, para que nunca te falten un abrazo, un beso y una palabra de ánimo a cada instante de tu vida. Quizás tus primeros años, no conociste estas palabras; pero esperamos que ahora, seas un pequeño afortunado...por tener una familia que te quiera y te lo demuestre (es lo que deseamos con toda el alma); y porque tienes otra dispuesta a abrirte los brazos en cualquier momento. Tal vez, no haya que ofrecerlos nunca; pero nuestros brazos, al igual que los corazones, no se cerrarán y siempre te estarán esperando. Lera también te conoce y siente que existe algo que os une y relaciona...crecerá teniendo por tí, un cariño especial; que le transmitiremos y compartiremos por todo lo que aprendimos al conocerte y al tratar de ofrecerte todo nuestro amor... Siempre te estaremos agradecidos por lo que nos diste y por todo aquello que soñamos contigo y por tí. 
     Estamos convencidos que tu vida cambió tras conocernos; pero nunca imaginarás (porque quizás nunca lo conozcas), lo que tú cambiaste la nuestra. Conocerte, fue un regalo divino; y nos abrió el camino para hacernos fuertes en el difícil y duro camino de la vida...y nos permitió ensanchar los corazones y ser capaces de amar mucho más de lo imaginado. Sin duda, todas aquellas enseñanzas, le vendrán muy bien a Lera...y quizás algún día, podamos encontrarnos y cruzar nuestros Destinos: estaremos atentos y preparados, aunque deseamos que nunca más lo necesites. Volvernos a ver en el futuro sería, sin albergar ninguna duda, la continuación de una verdadera historia de Amor; en la que soñamos con ser todos tan felices, como un día no muy lejano imaginamos...
     Te queremos, Denis...y nunca habrá nada ni nadie que evite ese sentimiento tan puro, incondicional y verdadero. Añoramos tus felices noticias...y seguiremos soñando con ellas, día a día y por supuesto, año tras año felicitándote por el aniversario de tu nacimiento; que aunque en su día no fuera quizás con la alegría que requería el hecho, el tiempo hizo que fuera un gran Motivo de celebración... Ojalá tengas un día repleto de Felicidad, rodeado de gente que te quiera y te adore... En nuestra mente, quedarán siempre marcados en este día, aquellos plátanos y galletas con que celebraste por primera vez un cumpleaños, sabiéndote querido y especial: y desde entonces, han pasado ya dos años, la mitad de tu corta vida.
     Un beso muy grande y un abrazo con todo nuestro cariño, pequeño...: Hasta siempre!
     С Днем Рождения!!!

domingo, 21 de junio de 2015

Los contrastes: preocupaciones y recompensas tras la adopción. Siempre hay que seguir soñando.

     Cada día, se van descubriendo aspectos íntimos, que nos permiten conocer nuestra propia esencia... Estamos viviendo cada día como un sueño; como un romance de pareja por el Amor a una hija que nos deslumbra con sus gestos y nos hace estallar el corazón con sus muestras de afecto... Pero también, se crean momentos de desazón y te hacen sentir desgarro en las entrañas: son circunstancias habituales, que creo vivimos todos los adoptantes en algún instante durante la post-adopción; pero que no por ello, deja de doler... Me refiero a etapas (quizá únicamente cuestión de días o rachas), en que sientes algún rechazo de tu hij@ tras una convivencia ya cordial y sin aparentes problemas: días en que por mucho esfuerzo que hagas, sientes frustración por su negativa a actuar de forma habitual, o incluso por el hecho de no sentir ese cariño que se hace ya cotidiano. Con esto, trato de explicar que al igual que son capaces de sorprendernos con una inusual racha de carantoñas y cercanía; llegan sin esperar, momentos en que quizá llame la atención un distanciamiento cuyo motivo no somos capaces de descubrir. En ocasiones, podemos preocuparnos por circunstancias que parecen tener una importancia de la cual carecen; pero también creemos son motivados por el estado de alerta y observación constante en el que nos encontramos, para hacer lo correcto en cada acto. Esos "bajones", concluyen cuando vuelves a sentir esa cercanía o esa búsqueda de referencia ante cualquier problema que les surge a los pequeños; o incluso cuando vuelven a mostrarte esa alegría y complicidad que tal vez, no había de ningún modo desaparecido...sino que de alguna manera, también podía ser debido a un exceso de trabajo o preocupaciones, o al no haber formado parte de alguno de sus nuevos y sorprendentes descubrimientos. Cuando aprecias esos cambios, solo deseas que todo vuelva a la normalidad...y también tras esos malos tragos, aprecias aún más cada gesto y afianza aún más esa unión. 
     En nuestro caso, Lera está entusiasmada con la vuelta del calor, ya que permite disfrutar la temporada de piscina: y aunque todavía la temperatura del agua no es la ideal para ella, se resiste a abandonarla entre tiritonas... Es muy especial observar su rostro emocionado y divertido cada salto y cada abrazo en la piscina; como también lo es verla correr detrás del resto de familiares o amigos que nos acompañan. Es cierto que el calor hace mella en su estado y se siente mucho más agotada al terminar la jornada; pero también lo es la falta de apetito debido a ese aumento de las temperaturas acaecido durante este fin de semana. Sólo podemos pensar ya, en esos tan necesarios días de reposo durante el mes de agosto; ya que aprovecharemos para que Lera experimente nuevas vivencias y pueda ir abriendo aún más sus ojos a las maravillas que casi sin darnos cuenta, nos rodean. Ella, también nos permite fijarnos en detalles que hasta ahora no éramos capaces de observar...porque también ella, hace que todo valga la pena descubrir; como si de una nueva "primera vez" se tratara. Hasta ahora, todo era ir disfrutando y conociendo; y en estos momentos, lo único que deseamos es poder compartir con ella y "redescubrir" todo aquello que vivimos, sentimos y nos marcó la vida en el pasado. Y por descontado, visitar los lugares y las personas que también albergamos en nuestro corazón... Todo, vuelve a estar lleno de sueños y deseos por cumplir; porque en eso consiste nuestro caminar: en encontrar siempre el Motivo. 

     Para nosotros, comienza la semana de forma un tanto especial...Feliz semana y el deseo de buenas noticias.