miércoles, 29 de junio de 2016

КАЗАКИ РОССИИ... Cosacos de Rusia y sus "Leyendas de Rusia", una magistral y emotiva representación en Madrid.

     La tarde noche de ayer martes, se preveía cargada de nostalgia y descubrimientos; pero no sólo para Lera, sino también para nosotros: seguimos descubriendo sentimientos y experimentando una genuina adaptación, dando aún gracias a Dios y a todos quienes han colaborado para poder estar viviendo este sueño (hecho realidad) junto a nuestra hija. Se trataba del día elegido para presenciar en Madrid, una de las más tradicionales representaciones del país que vio nacer a muchos de nuestros pequeños adoptados: Los Cosacos de Rusia; cuyo título es "Leyendas Cosacas". 

     Si bien esperábamos una más que atractiva actuación, nos sirvió para profundizar y conocer más datos acerca de este peculiar y típico pueblo (de hecho, una raza) de guerreros situado en la ribera del río Don. Fue, sin lugar a dudas, algo magnífico...maravilloso: y tremendamente emotivo, por varias circunstancias. En primer lugar, deseábamos ver la reacción de Lera ante una música tradicional rusa que la encanta; pero con el añadido de unas danzas y bailes tan arraigados en Rusia gracias a este pueblo de bravos luchadores. La variedad en la vestimenta y el cúmulo de detalles, iban incrementando el interés e inspirándonos e involucrándonos más cada momento; llegando a pedirnos el cuerpo alzarnos y aplaudir al inicio de nuestra tan querida e íntima canción "Kalinka" (cosa que por supuesto no hicimos por respeto a la obra y los actores). Reconozco que al ver la emoción de Lera, alguna que otra lágrima se vio deslizar por nuestras mejillas; pero se trata de algo lógico y natural, por sentir que es parte de sus raíces y recorre sus venas al igual que la sangre y nuestro amor.
     En sí, era un fantástico plan para disfrutar en familia; y aunque incluso el cansancio acumulado en nuestra pequeña era más que evidente, le costaba no seguir el ritmo y se iba sintiendo cada vez más en su salsa...

     Por otro lado, como tantas otras veces ocurre, me llegaba el recuerdo de quienes como algo cotidiano, no pueden disfrutar de esos pequeños que tanto esperaban: de personas como mi padre, que en mi infancia, compartía el gusto (casualidad también) por los bailes de estos guerreros y mostraba su debilidad por lo que representaban los incansables (como él...) Cosacos Rusos.

     El transcurso del segundo acto, trajo consigo el agotamiento de Lera, pero aunque el espectáculo duró alrededor de 2 horas, logró combatirlo por la emoción que la embargaba...semejante sin duda a la nuestra. Debo reconocer que no me importaría repetir y presenciar de nuevo esta representación, para captar algunos detalles o volver a presenciar las piruetas y danzas (sorprendentes e incomparables) de estos grandes artistas. La música amenizaba y protagonizaba momentos realmente emotivos y memorables, debido a la variedad y la calidad; trasladándonos a una región rusa desconocida, pero tremendamente amada e incrustada en nuestro corazón...

     Las canciones nos mostraban el sentimiento con que se vivían sus hazañas y sus obligaciones; a la par que relataban el sufrimiento de quienes aguardaban su regreso (todo ello con la proyección en el escenario, de imágenes y la traducción de dichas canciones). 
     Un gran momento fue el de la lucha con sables; ya que la agilidad con que la desarrollan es digna de admiración...aunque en general, es lo que acompaña toda la representación. Quizás se eche en falta algún decorado; pero las dimensiones del teatro donde se representa y su buen hacer, no permiten distraerse en este tipo de detalles, ya que la acción discurre de forma amena y ágil. 

     Si hubo algo mejorable, sería el hecho de tener que concluir la actuación tras una maravillosa y contagiosa canción (realmente una marcha) muy conocida por todos como es "Katyusha"...(acompañada esta vez sí, por las palmas de todos los presentes). Desearía que aún siguiera sonando, a pesar de llegar casi a echar humo las palmas por lo entrañable de ese instante. 
     Lera salió emocionada, tratando de emular los saltos y bailes que había observado...y únicamente el cansancio logró vencerla (influenciada quizás por la valentía de los cosacos), una vez subió al coche y emprendimos la vuelta a casa (tras cenar; y a una hora muy poco habitual para ella). 
     Una calurosa noche para enmarcar; y comenzar a disfrutar de una serie de actuaciones e instantes irrepetibles que sin la llegada a casa de Lera, habrían sido imposibles poder imaginar: ella nos motiva cada día a realizar todo aquello que creemos importante para su desarrollo; pero a su vez, nos permite ser testigos de innumerables momentos mágicos. Y quién sabe...quizás haya una nueva ocasión de hacerlo con el Ballet de San Petersburgo, que actúa también durante este mes de julio (y primeros de agosto) en Madrid (Teatro de La Luz Philips Gran Vía), representando "El Lago de los Cisnes" y "La Bella Durmiente".

sábado, 25 de junio de 2016

La Pérdida en Adopción. El Amor por cada niño es único: nadie sustituye a nadie...

     Esta semana, hubo una noticia que me sobrecogió, por la tristeza de un nuevo revés en un proceso de adopción en Rusia. Es otro de esos casos en que por encima de todo, está la generosidad, bondad y humanidad de una familia que unicamente deseaba (y lo seguirá haciendo) lo mejor para quienes ya consideraban sus hijos. Es un nuevo caso que no podría convencer a nadie por la escasa argumentación y por ser totalmente contrario al beneficio de un menor. Aún así, en lo que creo una total y acertada decisión (aunque seguramente con el corazón destrozado), decidieron seguir adelante y proseguir en busca de su hij@(-s), aunque con algún cambio; y sobre todo, con más dudas y miedos acumulados. 

     Desgraciadamente, durante esta andadura en el mundo de la adopción (sobre todo en Rusia, aunque también en otra países), hemos conocido muchos casos de familias (incluida la nuestra) que han visto truncado su ofrecimiento, viéndose privados de acompañar a esos pequeños a quienes amaron con toda su energía y todas sus fuerzas...y a quienes en muchos casos se prometió no volver a abandonar nunca. En los procesos de adopción en Rusia, eso no depende únicamente de las familias; y por eso, nosotros nunca se lo pudimos prometer a Denis a pesar de saber que haríamos todo lo posible para tenerlo a nuestro lado. Como en nuestro caso, muchos de esos pequeños, nunca llegaron a casa...pero sí lo hicieron otros pequeños a posteriori. No expreso que llegaron "en su lugar", porque no es así; en adopción, tras una pérdida, estoy totalmente convencido de que "nadie sustituye ni reemplaza a nadie", porque ese amor y ese vínculo con esos pequeños a quienes se conoce en una casa cuna u orfanato, ofreciéndoles todo lo que está al alcance (y mucho más), marca indudablemente la vida de las familias, aunque también expreso la seguridad de que también lo hace en los pequeños. En el caso de Denis por ejemplo, el cambio experimentado desde nuestra llegada hasta el día de nuestra vuelta a casa, fue algo extraordinario y supuso un cambio radical en su actitud y en la manera de afrontar la vida y el futuro: a buen seguro que aquellos momentos lo hicieron "despertar" de esa especie de letargo en el que vivía sumido hasta que experimentó el amor incondicional de unos desconocidos que decían quererlo y amarlo desde ese primer instante, asegurando querer protegerlo y cuidarlo para siempre. A buen seguro que la familia rusa que lo adoptó, encontró un niño mucho más extrovertido y alegre que aquel que nosotros conocimos en aquel primer instante, con los ojos empañados en tristeza, lágrimas de resignación y rostro de total indiferencia y desconfianza. A nuestra marcha, me gustaría que todos pudieran observar su rostro feliz, radiante de alegría y con total confianza en que algo bueno le había pasado y podía cambiar su situación y su vida para siempre: vivimos todo en su plenitud, tal cual nos lo habían contado...como un cuento de hadas, que parecía sacado de un auténtico clásico. Eso mismo, es lo que creo captar y escuchar en todos aquellos que en algún momento se vieron en esa situación; y por eso mismo, es indudable que se trata de una experiencia vital única en cada caso...e imposible de olvidar en la vida. Aún así, como expreso, cada encuentro es único e irrepetible; y por tanto, para quienes encontramos la adversidad de una pérdida de asignación, existe siempre una nueva oportunidad de vivirlo y sentirlo, sabiendo además que existen otros pequeños con la misma necesidad y dispuestos a ofrecernos algo único en cada caso. Eso, debe ser suficiente motivación para continuar adelante (sin olvidar lo ya experimentado); aunque no puedo negar la evidencia de la existencia de más temores, que propician, (a pesar de que los menores no lo merezcan) que ese nuevo encuentro se afronte con más frialdad, debido al dolor causado por esa pérdida previa: se adquiere una especie de coraza que sirve de protección, de defensa para no sentirse tan vulnerables. A pesar de todo, cuando llega ese momento de un nuevo encuentro, se trata a su vez de un nuevo comienzo; y las emociones se disparan. 

     El hecho de continuar el camino de la adopción tras una retirada de asignación (pérdida), genera una serie de dudas lógicas y tremendamente naturales; y una muy importante es el miedo o duda acerca de "si se podrá volver a amar a es@ otr@ pequeñ@, del mismo modo que a es@ a quien ya considerabas tu hij@": y la respuesta es rotunda..., por supuesto que SÍ. 
     Únicamente hay que preguntar a quienes han pasado por ello, para comprobar que se puede amar del mismo modo; ya que nadie sustituye a nadie...y cada niñ@ es en sí mismo especial. Este detalle es muy importante y lo puede ser para aquellos que en algún momento se puedan ver en esa situación (desgraciadamente); pero creía importante comentarlo, puesto que hay muchas familias, unas incluso muy cercanas y otras totalmente desconocidas, pero en todo caso, puede servir de ánimo y generar nuevas expectativas y una nueva ilusión que muchos creen poder haber perdido. 

     En su momento, tras la llegada de Lera a casa, dudé en continuar escribiendo este blog; pero hubo dos motivos sumamente importantes que me empujaron a hacerlo...: uno de ellos, el hecho de que Lera pueda conocer en el futuro algo más acerca de cómo fue su adaptación y su infancia rodeada de nuevos descubrimientos. Y a pesar de que el tiempo disponible es muy escaso (se percibe claramente en el número de entradas últimamente) y quizás el contenido en ocasiones sea más personal o de menos importancia para muchos, el otro motivo para continuar escribiendo sea que, posiblemente a quienes comienzan o continúan en su particular proceso, les ayuda (porque así nos lo expresan en ocasiones) a soñar con ese futuro en el que nosotros afortunadamente ya vivimos junto a nuestra querida hija Lera: muchos pueden ver que se trata de aguantar o sufrir (en unos casos más que otros) por el paso del tiempo o las trabas encontradas...pero el fin de la adopción debe ser siempre el mismo: unir a las familias con sus hijos. Y eso, es lo que espera a todas y cada una de ellas: por favor, nunca cedáis u os rindáis porque es una realidad y únicamente llegando al final del camino, podréis ver que es cierto; y sin duda, todo habrá merecido la pena, a pesar de la dificultad. 
     Creo que tanto desde la cercanía de muchas familias a quienes conocemos o conoceremos, como desde el anonimato; habrá quienes puedan sentirse arropados, animados y acompañados por quienes conocemos cada sentimiento y cada aspecto que pueda rodear los procesos de adopción...y aunque sea de manera leve, trataremos de aportar nuestro granito de arena para generar esperanza y que nadie pueda sentirse solo a lo largo de la complicada travesía de la adopción... 
     Cada día, puede llegar esa noticia o ese instante que marque de manera positiva el futuro de nuestra familia...y por eso cada amanecer, comienza una nueva Esperanza: por eso reproduzco una frase que nos acompañó a muchos en un momento importante de nuestros procesos: "POR QUÉ NO HOY???".

viernes, 24 de junio de 2016

BUSCANDO A DORY (Finding Dory): ...no todas las películas Disney, son aptas para todos los públicos.

     Estos días, leía en grupos de adopción extranjeros (estadounidenses creo recordar), aunque reflejados ya en alguno más cercano; un comentario muy importante acerca de la nueva película de Disney, Buscando a Dory (Finding Dory), de estreno reciente (ayer mismo) en España. Se hacían eco de la opinión de varias familias que habían acudido a ver esta película de reciente estreno mundial, junto a sus hijos adoptados. Pues bien, estamos habituados a captar en multitud de películas Disney, detalles que indudablemente nos acercan a la adopción, el abandono o la superación, entre otros temas (lo cual ayuda a verlos de forma natural y cercana en la mayor parte de casos): pero en este caso, (no la he visto pero los comentarios van en esa dirección) la película se centra en muchas dudas acerca del pasado o la existencia de Dory (ese pececito con múltiples lagunas de memoria, que acompañaba al simpático Nemo en su película) y detalles que a muchos pequeños adoptados, les está generando graves dificultades de comprensión y tremendas dudas de identidad; centrando esas mismas dudas entre otros aspectos, en sus orígenes...y podrían generar desconfianza en lo que siempre se les ha contado (aún siendo esto cierto y con base y pruebas que lo corroboren). Quizás haya muchos que no presten atención o no lo crean importante... También habrá muchos pequeños a quienes no les afecte o no les genere ningún tipo de reflexión, centrándose meramente en lo que pueden observar, sin fijarse en el contexto o las similitudes que muchos otros pueden ver; pero todos los comentarios, indican que si es posible, los papás traten de visualizar esta película, antes de que puedan llegar esas posibles dudas y preguntas de sus hijos. Se trata quizás de prevenir antes que curar; o poner la venda antes de tener la herida...pero ya sabemos a lo que estamos expuestos y a buen seguro que no queremos generar tensiones innecesarias en nuestros pequeños. Tras esto, disfrutad de la película; y si alguien quiere hacer aquí su comentario (que pueda verse de algún modo su relación con la adopción, o con esas dudas o lagunas acerca del pasado) tras verla, estaremos agradecidos de leerlo y poder compartirlo con todos...

     Concretamente, y para mostrar la magnitud y la importancia de este texto; comparto el comentario que creo, mejor explica lo que podemos encontrar al ver esta película, en compañía de nuestros hijos adoptados (se puede observar que puede afectar a niños de cualquier edad).

"Dory tiene recuerdos de la infancia a lo largo de la película mientras busca encontrar a sus padres biológicos. Se puede interpretar, como tantas otras películas Disney, que la película trata con múltiples niveles de abandono y pérdida. Mientras que el final es dulce, ya que ella se reunió con sus padres; nos damos cuenta de que sus padres (pueden interpretar que biológicos) la estaban buscando a ella también. Hay elementos del final que puede tener resultados perjudiciales para nuestros hijos adoptados. 
-Fue el olvido de Dory lo que la llevó a ser separada de sus padres .... básicamente, su separación fue culpa de ella. 
-Sus padres (entre en juego ya la duda que puede crearles sobre si se trata de los biológicos) eran física, emocional y mentalmente estables y emprenden una búsqueda activa hacia ella. Este no es el caso de la mayoría de nuestros hijos. Este padre (como salido de un cuento), puede crear una falsa imagen en sus mentes en formación. -Al final de la película, una vez Dory, Marlin y Nemo encuentran a los padres de Dory; todos ellos (podrían interpretar que incluyendo a los padres biológicos) viajan juntos de nuevo a la casa de Dory y Nemo y todos viven juntos y felices para siempre. 
Tras esto, algunos niños jóvenes de acogida o adoptados, podrían pensar que este sea el objetivo final."

      Me parece claro y conciso, al menos para tenerlo en cuenta. No dudo que existan casos en los cuales alguien (conociendo su historia vital y su pasado), pueda verse reflejado por tener ciertas semejanzas; pero en la mayor parte de casos, los padres biológicos de niños adoptados, no se comportarían del modo que hacen los de Dory en esta historia... Como despedida hoy, una afirmación categórica (al menos para mí): si lo que se puede deducir de esta película, es tal y como lo comentan algunos que ya la vieron; "No todas las películas de la factoría Disney, son aptas para todos los públicos"...

miércoles, 22 de junio de 2016

С Днем Рождения, Денис. Una fecha marcada en el calendario: el cumpleaños de Denis.

     Comienzo hoy, expresando la satisfacción y el pleno convencimiento de que Lera, es lo más importante y que su presencia es lo más maravilloso que podíamos tener en la vida. Pero este sentimiento no impide que recordemos con mucho cariño y nuestros mejores deseos, a un pequeño que cambió nuestras vidas y nos permitió mostrarnos a nosotros mismos todas nuestras capacidades y prioridades vitales. Este pequeño, a su vez abrió nuestros corazones y nos permitió prepararnos para ser padres y por consiguiente, para amar a Lera por encima de todas las cosas. Fue su separación de nosotros, lo que propició la llegada de Lera a nuestro lado; y podemos asegurar y no cabe la menor duda, que el destino nos tenía preparada la más maravillosa de las sorpresas. 
     Este pequeño del que hablo, es alguien conocido por todos aquellos que han compartido nuestra historia de adopción: se llama Denis...y a pesar de las circunstancias y de ser y sentirnos una familia feliz, su recuerdo y el cariño hacia él, siempre nos acompañará en la vida, deseando en todo momento su plena felicidad. 
     Hoy, es su cumpleaños...el día en el que cumple 5 añitos: y verdaderamente, nos gustaría poder observar cómo es esa celebración, para corroborar que su estado es el que tanto deseamos...y para comprobar si el amor que lo rodea, es proporcional a nuestro deseo. 

     Esta fecha es especial por muchos motivos; pero quedará para siempre marcada por este hecho.
     Solo puedo decirte, querido Denis, que debes mirar tu futuro como el de un pequeño afortunado; poseedor de tu familia que te quiere...y ocupando el corazón y el pensamiento de otra que también estaría siempre dispuesta a demostrártelo: aunque para llegar a esa reflexión, quizás sería necesario que supieras que éramos reales y no alguien que apareció en tu vida para no volver a ella en algún momento. Sería realmente hermoso poder comprobar algún día que eres realmente feliz; y mostrarte que nosotros tres también lo somos...porque nos permitiría compartir un lazo o un vínculo que de igual modo, siempre estará presente. Fuimos muy afortunados de conocerte y de poder vivir esa experiencia que tanto marcó nuestra historia familiar.
     Un beso con todo nuestro cariño y un abrazo con todo el sentimiento y optimismo que nos acompaña... 
С Днем Рождения, Денис!!! (Feliz Cumpleaños, Denis!)

domingo, 12 de junio de 2016

El Día de Rusia: un nuevo motivo para acercarnos a las raíces de nuestros hijos.

     Hoy, es una festividad especial, en el país de origen de nuestra hija; y como tal, también lo es para quienes tratamos de inculcarle la importancia del conocimiento de sus raíces: hoy, es el Día de Rusia. 

     Esta jornada nos permite hacer un barrido de recuerdos que invaden nuestra mente de momentos y personas que han marcado y seguirán haciéndolo, la historia de nuestra familia. Hoy, muchos amigos celebran en este día, algo que les une desde que el país se independizó y unificó territorios, desligándose de lo que a grandes rasgos, representaba la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. A pesar de ser una festividad muy reciente, ha ido adquiriendo mucha importancia en Rusia estos últimos años. Hay quienes lo celebran en la distancia; y nos unimos a ellos haciendo nuestro el deseo de que este país prospere, independientemente del tema político, procurando mayor bienestar para sus gentes...sobre todo para aquellos pequeños a quienes nunca olvidamos y para quienes seguimos pidiendo "su" familia, tratando de acompañar y dar alas a quienes se ofrecen para serlo, a pesar de la dificultad. 
     Precisamente por la festividad que hoy se conmemora, conversábamos estos días con aquellos representantes rusos a quienes pedíamos ayuda, como representantes de Rusia en nuestro país, en aquellos momentos de paralización de las adopciones. Y debo recalcar, tras volver a mostrar nuestro agradecimiento (personal y extensible al resto de familias) por la empatía y trato que se nos dispensó, el sentimiento de afecto y cariño que de ellos se desprende, al conocer a fondo el verdadero motivo que nos mueve a todas las familias que tratamos de dar a estos pequeños nacidos dentro de sus fronteras, lo más importante y necesario en la vida: el Amor.
     Hasta que se produjo la paralización de los procesos, muchas personas únicamente conocían el deseo de las familias por ampliar la familia; pero quizás no conocían el sentimiento que mueve a estas a hacerlo. Ahora, pueden comprender, tras hacer un seguimiento y conocer más de cerca a algunos de estos pequeños y sus familias, lo importante que es para todos que estas uniones se lleven a cabo...y sobre todo, como es lógico, les puede agradar que estos pequeños conozcan la realidad acerca de sus orígenes; y por qué no, que se mantengan los lazos hacia sus raíces para que sean ellos mismos quienes en el futuro puedan crear su propia opinión y generar sus propios razonamientos acerca de la importancia de estas: sin duda, nosotros no rehuiremos en inculcar a nuestra hija unos valores; pero también la importancia, el respeto y el orgullo hacia el lugar que nos permitió que viera la luz para llegar a nuestras vidas y encauzar un futuro juntos para siempre. Por tanto, seguimos muy de cerca todas las costumbres, tradiciones, cultura y fechas importantes, para conocer un poco más a fondo este país... 
     Y tratando este tema, dejaré un enlace para aquellos que estén interesados en acudir a las representaciones de distintas compañías de Ballet durante estos meses de junio, julio y primeros días de agosto en Madrid: la de San Petersburgo y la compañía de ballet moderno de Kiev. También, actuarán los tradicionales y clásicos "Cosacos de Rusia", que con sus bailes harán las delicias tanto de los mayores como los pequeños. Buena oportunidad para muchas familias, de acercar un poco más a sus hijos a la música, cultura y danza rusas... Por supuesto, nosotros lo haremos.

jueves, 2 de junio de 2016

No es un desafío...es una necesidad.

          Siempre hemos escuchado o incluso hemos expresado el sentimiento de que nuestros hijos, nos desafían o actúan de manera incorrecta (o simplemente, distinta a la habitual) en muchas ocasiones: pero por mucho que cueste creerlo en ocasiones, he llegado a sentir que es una necesidad... Y no es que necesiten portarse mal o actuar de ese modo; sino que en la mayor parte de esas ocasiones, necesitan llamar la atención: sentirse observados e inmersos en un contexto. No parece nada extraño, sobre todo en menores que han permanecido durante algún tiempo institucionalizados, que traten de revelarse por no sentirse satisfechos o, como un adulto, intentar mostrar esa disconformidad. Estoy convencido, que muchos de estos, nuestros niños, (la mayoría, podríamos decir) no serán capaces de desarrollar un mecanismo de defensa; y por ello, muchas veces hemos escuchado o hablado de ellos, afirmando que mientras nos esperan (en las casas cuna u orfanatos) parecen "invisibles" a la sociedad...pero a buen seguro, que ellos mismos se sienten así: no sienten estímulo suficiente o no encuentran la forma o a qué aferrarse para tratar de buscar una atención que en la mayoría de casos, podrían no encontrar nunca durante el periodo en el que permanecen institucionalizados (ya que la dedicación no es individual sino más colectiva). Aun así, hay pequeños que son capaces de reclamar esa atención; y cada uno a su modo... En algunos casos, será tratando de agradar o confortar a quienes los cuidan o atienden en el día a día; y en otras ocasiones, posiblemente lo harán con un comportamiento inadecuado, aunque ello pueda conllevar algún tipo de castigo o regañina: en cualquier caso, estos menores, no pueden ser conformistas y sienten esa necesidad de permanecer "visibles" a ojos de los demás...o al menos, a ojos de "alguien". Es por ello, que en mi humilde y modesta opinión, cuando los pequeños tratan de reclamar nuestra atención, no es de forma egoísta ni negativa; sino que "necesitan" esa atención constante, que en muchos momentos, pueden no encontrar: y es evidente, que aunque en innumerables ocasiones, atraen nuestra atención debido a su buen comportamiento; cuando nos relajamos y acostumbramos a su "normal" actitud, podemos descuidar esa atención...y actuando de forma negativa, conseguirán volver a tenernos pendientes; aunque quizás con un gesto de reproche que a ellos, quizás no les importe en ese momento.

     Ésta reflexión, me la hice tras observar que Lera, siempre busca esa atención; pero no únicamente con nosotros, sino en cualquiera que sea la situación. Da igual que se trate del colegio, un comercio, en casa o incluso al pasear por la calle: siempre busca la atención de cualquiera que se presente por delante o se cruce a su paso... Un saludo, una mirada; en cualquier circunstancia, busca ser visible a todos, y siempre, (salvo con quienes pasa más tiempo a solas, que evidentemente somos nosotros) siempre actuando de forma correcta y amigable: y por ello, ha pasado en tan poco tiempo como lleva en casa, a ser muy popular, capaz de atraer la atención de todos. Siempre, desde el día que la vimos por primera vez, ha sido extrovertida...y estoy completamente convencido, que allí, en la casa cuna de Savodskoy, tampoco podía permanecer impasible, pasando desapercibida a ojos de nadie: de hecho, a día de hoy, siguen recordándola (hecho que reforzamos con el envío de fotografías y contándoles cada avance y novedad que se produce); y también por esa actitud y esa constante actividad e inconformismo, desde el primer instante nos dijeron que era una niña buena...pero muy caprichosa. Ahora, también entendí el otro significado (erróneo) en esa definición de Lera: no es Caprichosa, sino que sus actos venían provocados por esa necesidad de sentirse constantemente involucrada y observada, además de sentirse atendida. 
     Al observar cómo se desenvuelve con sus compañeros y profesoras, se comprueba que da igual quién, todos se sienten a gusto con ella; igual da el carácter de los demás...tanto los más extrovertidos como los más introvertidos; sonríen y la saludan, deseando compartir juegos o actividades con ella. 
     Si no me equivoco, en el caso de Lera, interpreto buena capacidad para afrontar nuevos retos; porque no suele dedicar tiempo a quejarse, sino que busca emprender una nueva actividad tras cualquier imprevisto o adversidad: ojalá esta forma de actuar, sea una muestra y en el futuro pueda aprovechar cada hecho para superarse y aprender de él...siendo capaz de aprovechar la adversidad para fortalecerse: tejer su resiliencia, (eso sí, trataremos de hacerlo más fácil con nuestra ayuda).
     Los niños, además de nuestro amor y nuestros cuidados (y también de los demás), necesitan siempre atención... Y aunque nunca he oído hablar de ello: no podría ser también una necesidad, instinto o curiosidad, de conocer e interpretar emociones o sentimientos menos conocidos (afortunadamente), como el enfado o la tristeza?... Quizás, realizarlo como acto defensivo, sirva incluso para aprender y conocer las consecuencias: podría ser así, porque al ver su reacción (tras la nuestra) al realizar un acto poco habitual o que reconocen como negativo, se dedican a observar la magnitud e incluso el gesto que deriva de esa mala acción. Pienso que cualquier interpretación, puede ser muy personal dependiendo del carácter de cada menor; pero lo que es cierto, es que nos permiten estar constantemente meditando...y con ello, obtienen esa atención que requieren, con la que comenzó esta misma reflexión. 

viernes, 27 de mayo de 2016

La dificultad de advertir y prever comportamientos no habituales. TE VEO...

      De Lera podemos destacar una Integración excepcional... Pero los hábitos y algunos comportamientos adquiridos (algunos de ellos incluso copiados de sus nuevos compañeros y amigos...), habrán de ser pulidos y modificados poco a poco, cuando ella pueda irlo comprendiendo. 
     Lidiamos diariamente con comportamientos o reacciones, que la mayoría de personas no podrían comprender o tan siquiera interpretar o apreciar; pero no es posible ni necesario ir contando a cada persona con quien te cruzas, a qué es debido cualquier acto o un simple gesto de sorpresa, protesta o curiosidad, en aspectos totalmente cotidianos para nosotros. Para ella, todo sigue siendo nuevo y agradable; y esa propia ilusión e interés, provocan reacciones que a simple vista podrían parecer exageradas o desproporcionadas...pero que le permite la Libertad de poder exteriorizar sus sentimientos. Esa historia y ese bagaje adquirido, ha forjado una excesiva emoción, que hacen muy complicada una respuesta emocional ajustada en cada instante: cualquier sentimiento o emoción, parecen mucho más importantes, tanto en momentos de alegría como de tristeza o frustración...aunque debo reconocer que siempre dentro de una normalidad, que no nos hace pensar en algún tipo de desorden. No es fácil, jornada tras jornada, ir cubriendo sus necesidades y al mismo tiempo, tratar de valorar cada acto y cada comportamiento, ya que parece más tarea de un profesional de la psicología...pero es a lo que nos exponemos o enfrentamos todas las familias adoptantes; aunque es una tarea totalmente reconfortante, simplemente por el hecho de poder compartir un futuro junto a nuestros pequeños tesoros: nuestros particulares milagros, que vinieron al mundo para estar al lado de unos papás distintos a quienes los concibieron; pero que ya oraban y pedían por ellos, incluso antes de ponerlos rostro o haber estos llegado a la vida.

     Al hilo de esta reflexión, viene como anillo al dedo, un pequeño texto, precioso por otro lado, que eran compartidos estos días en distintas redes sociales; y que debo a su vez compartir para quienes se puedan ver reflejados...fantástico: cuantos podréis sentir alivio con estas afirmaciones, al poder sentiros comprendidos en muchos de esos momentos en que nadie parezca o pueda darse cuenta. Esto, también es una realidad que rodea la adopción...
     Un abrazo muy fuerte a todos: aunque sabemos que esa fortaleza os (nos) la dan vuestros hijos día a día.


TE VEO....

Te veo llevando a tu hijo a terapia mientras tus amigos llevan a sus hijos a fútbol o a ballet.

Te veo escabullirte de la conversación cuando todos tus amigos presumen de logros y notas de exámenes.

Te veo hacer malabares con eventos y reuniones.

Te veo sentada al ordenador durante horas investigando sobre lo que tu hijo necesita.

Te veo poner mala cara cuando la gente se queja por lo que parecen tonterías.

Te veo desvanecerte poco a poco pero sigues yendo más allá por tu familia.

Te veo sacar fuerzas de flaqueza con una fuerza que ni soñabas que tenías.

Te veo mostrando respeto hacia los profesores, terapeutas y profesionales médicos que sirven a tu hijo para ayudarte.

Te veo levantarte temprano por la mañana para hacerlo todo otra vez después de otra caótica noche.

Te veo cuando estás al filo del precipicio luchando por vivir.

Sé que te sientes invisible, como si nadie se diera cuenta. Pero quiero que sepas que yo me doy cuenta. Te veo empujar siempre hacia adelante. Te veo elegir hacer todo lo que puedes para darle a tu hijo el mejor cuidado en casa, en el colegio, en terapia y en el médico.

Lo que haces importa. Vale la pena. 

En esos días en que te preguntes si puedes hacerlo un minuto más, quiero que sepas que te veo. Quiero que sepas que eres bella. Quiero que sepas que vale la pena. Quiero que sepas que no estás sola. Quiero que sepas que el amor es lo más importante, y que eres la mejor en eso. 

Y en esos días en que ves una mejora, esos momentos en que el trabajo duro tiene su recompensa, y puedes saborear el éxito, también te veo entonces, y estoy orgulloso de ti.

Sea cual sea el día de hoy, vales mucho, lo estás haciendo bien... y te veo. ❤

 ~Alethea Mshar
 (Texto original en inglés traducido por Alba Moreno)