martes, 23 de septiembre de 2014

Conocer y valorar a las personas por sus actos...

     "No hay que valorar a las personas por su aspecto, sino por sus actos"...eso es lo que me vino a la cabeza inmediatamente cuando un cliente me pidió disculpas, por (según el...) no presentarse adecuadamente ataviado para cenar en el restaurante.
     Lo ideal, sería conocer a las personas a través de sus corazones; y a pesar de muchas veces necesitar demasiado tiempo para poderlo apreciar, afortunadamente nosotros, hemos aprendido a conocerlas de inmediato con un simple gesto; con una única forma de actuar en un momento concreto y gracias a muchos años de trato cara al público. 
     Eso mismo, nos ayuda a relacionarnos sin necesidad de presentaciones, con todos quienes afrontan el proceso de adopción...con unos simples datos (país, región, punto en que se encuentra el proceso...), podemos casi ponernos en su piel y comprender el estado y situación por la que están pasando. Esa empatía, nos sirve de apoyo y también para ofrecer ayuda y ánimo, que son recetas imprescindibles en pleno proceso de adopción; y podemos siempre sentirnos comprendidos y respaldados por quienes a través de la experiencia, mejor pueden arroparnos: es muy importante en los malos y tensos momentos; pero también lo será en los mejores y más alegres, porque todos ellos, comprenderán el grado de satisfacción y felicidad, conociendo el sufrimiento y la dureza por el que transcurre el camino de una adopción...pero el final; ese mismo que parece nunca llegar, hará que todo valga la pena, y acabará por hacerse realidad. Y quién puede saberlo? Quizás sea hoy!
     Señor: bendice nuestra semana. Quizás encontremos lo que estamos buscando.
  

domingo, 21 de septiembre de 2014

Llega el Otoño: y con él, la caída de las hojas y la lluvia de noticias...

     Vamos perdiendo la Esperanza, ante las grandes expectativas creadas y el paso de los días, en este mes que avanza a pasos agigantados y que observamos no van concretándose; pero mientras quede un día de septiembre, seguiremos confiando en que pueda ser el que tanto deseamos... Quien sabe si la llegada del Otoño y la caída de las hojas, llevará consigo impregnada la caída de noticias que nos alegren como el agua de lluvia a las plantas...
     Si algo hemos aprendido, es que nunca se sabe lo que el día siguiente nos puede deparar; y seremos siempre Optimistas a pesar de todo y creeremos profundamente en la llegada de esa tan anhelada llamada que nos dirija al otro lado del mundo, en busca de nuestra hija.
     Se siente impotencia al observar y sentir tan poco control de una situación, que tanto afecta al presente y futuro de niños y familias con la necesidad común de unirse... No conocer con más seguridad y certeza todo lo que concierne y rodea a esos expedientes llenos de necesidades, sueños e ilusiones, nos angustia a todos quienes únicamente podemos permanecer esperando esa noticia que posibilite el acercamiento a nuestros hijos... 
     A pesar de todo, confiamos en conseguir cambiar las constantes pesadillas (que a pesar de ser ya tantas, tratamos de no acostumbrarnos) por esos sueños que siempre tuvimos y comenzamos a vivir en el mismo momento en que afrontamos esta historia de adopción... Seguimos manteniendo latentes todos esos deseos; para que el día en que podamos verlos con claridad, seamos capaces de dejar a un lado la tristeza y la ansiedad, y poder dedicarnos exclusivamente a disfrutar de la realidad. Y será entonces cuando comencemos a vivir y apreciar otras sensaciones que ahora mismo, únicamente podemos llegar a imaginar. 
     Feliz semana llena de Esperanza y pendientes de esa llamada que en el momento menos esperado, acabará produciéndose para todos...

jueves, 18 de septiembre de 2014

En el momento más inesperado...pueden llegar noticias: Y hoy, son más que justas.

     Tantas y tantas veces hablamos de sentimientos, que parecerá increíble el día que no lo haga... Esos altibajos que se producen, no se deben ni mucho menos a una locura transitoria, ni tan siquiera a que exista algún problema psicológico; se debe ni más ni menos, a la dependencia constante de noticias, que provocan esa montaña rusa de sensaciones: ésta semana, nos afectaba sobremanera la carencia de esas noticias tan esperadas para nosotros y para tantas familias con las que hemos establecido unos lazos tan estrechos, que sentimos como propias en todos los casos. Pues bien, hoy llegó una de esas noticias tan esperadas, merecidas y deseadas (aunque siguen faltando muchas más...), que nos ha emocionado y dado un empujón anímico considerable: se trata de una nueva fecha, para quienes como en nuestro caso, conocieron el lado más triste del proceso de adopción...y casualmente, pocas semanas después de nosotros. Nos une mucho cariño a ésta familia (con quien por cierto, tanto deseamos coincidir allí!), al igual que a otra de ellas, que mañana afrontan el momento cumbre de tan hermosa y maravillosa historia de amor; y por ello, puedo asegurar que hoy, es un gran día gracias a todos ellos. A estas familias, al igual que a tantas otras, las conocimos a través de este diario convertido en blog, donde hemos compartido y seguiremos haciéndolo con todas ellas y muchas más...y por ello, sentía que hoy también, el protagonismo y la noticia, nos la daban ellos. También mañana, lograrán que nuestro despertar esté rodeado de lágrimas de alegría y emoción, por la consecución de un sueño y una necesidad hechos realidad. 
     Llegan muy lentamente las noticias, pero cada una de ellas, es muy justa y necesaria: hace tiempo una frase me quedó marcada y la recuerdo cada vez que siento la Felicidad por la alegría de alguna familia... "No se pueden poner puertas al Amor..." Y es cierto, que así lo creo y así debería ser. Que sigan llegando esas alegrías que tantos y tanto necesitamos... Y aunque parezca difícil: mucho ánimo, porque cualquier día puede convertirse en una realidad...Tras tanto tiempo, sigue en la memoria una pregunta: POR QUÉ NO HOY?

     Amigos: vuestra Fortaleza, os situó nuevamente en el camino correcto...y hoy podéis estar orgullosos de esa decisión: Siempre adelante...aunque duela.

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Hija mía: no podrías imaginar lo mucho que te echamos de menos.

Querida Hija:
     No podemos evitar pensar en tus necesidades...y por eso, se nos hace más difícil ésta espera. Sabemos y conocemos profundamente la terrible y desesperante espera de muchas familias, que hace muchos, muchos meses, conocieron a sus pequeños a quienes como nosotros, desean volver a abrazar: Mucho más tiempo del que hace que nosotros te conocimos a tí...pero es imposible medir y comparar, porque cada camino y cada proceso, son totalmente distintos, aún a pesar de que los trámites son los mismos. Sólo puedo expresarte el grado de ansiedad que nos invade por esa necesidad y ese deseo de volver cuanto antes: deseábamos que todo volviera a la normalidad para hacer más fácil y sentir más cercana y posible esa llamada; pero nuestras vidas, no pueden volver a esa normalidad mientras no tengamos la certeza y poderte ver a nuestro lado día tras día... Todo está pendiente aún; aunque como ayer nos decía una gran amiga, una fecha lo cambiará todo en cinco minutos...pero es tremendamente difícil de asumir esa incertidumbre. Ni tan siquiera es fácil reanudar el ejercicio físico; ya que el corazón no late al mismo ritmo desde que volvimos a casa tras conocerte...quería recuperar la forma, porque además, permite recuperar esa energía tan necesaria para afrontar el día a día; pero se hace muy difícil controlar el esfuerzo realizado, porque no se aprecia el límite al que el cuerpo y el corazón están expuestos en esta situación. Hasta un hecho tan simple como éste, puede tener una consecuencia que no podemos preveer.
     Sentimos una agonía que no es sencilla de expresar; pero que muchos otros a buen seguro, también sienten por el mismo motivo... La terrible experiencia pasada, nos provoca un estado de alerta constante; y la falta de datos e incluso noticias directas, nos sofoca y nos impide inhalar el oxígeno suficiente en cada bocanada de aire. Es una situación que duele, porque la asimilamos, a pesar de darnos cuenta de que altera nuestro ánimo... Los ojos, no expresan esa alegría que deberían por estar próximos a vivir un sueño hecho realidad; pero algún día, (que esperamos esté al llegar) la pesadilla se convertirá en pasado y todo cambiará radicalmente, para convertirse en el más hermoso sueño jamás imaginado. Ese día, pequeña, será importante para nosotros; pero para tí, será el inicio de una vida totalmente desconocida: Conocerás un mundo lleno de oportunidades que aguarda fuera de esos límites en los que transcurre esa rutina en que se convirtió tu vida...y observarás entonces, lo que tanto tratamos de mostrarte. También entonces, podrás comenzar poco a poco a sentir esa Seguridad que deseamos ofrecerte; para hacerte fuerte y capaz de afrontar ese futuro que hasta ahora se te sigue negando... 
     Añoramos esa sensación de paz y de alegría que con tanta inocencia nos transmitías...y que nos permitió sabernos tus papás, a pesar de conocer bien a fondo, éste duro trámite que nos quedaba por delante para serlo. No te olvidamos un sólo segundo y únicamente podemos seguir esperando, para que llegue ese momento tan especial en que sintamos que por tenerte a nuestro lado, todo merecía la pena. 
     A pesar del desánimo que en muchas ocasiones nos acompaña, mantenemos firme la ilusión y la Esperanza por ese momento que llegará y nos permitirá compartir contigo todos los sueños; y para afrontar con mas fuerza y energía, lo que la vida nos tenga preparado. Te queremos, hija mía...

martes, 16 de septiembre de 2014

La importancia de los detalles...

     Que sensación más maravillosa puede invadirnos ante el más mínimo detalle (aunque sin apenas percatarnos, también otros pueden provocarnos un terrible desasosiego). Y precisamente uno de ellos, genera un sueño y evoca un deseo: el paso tan habitual de aviones por encima de nuestras cabezas, nos causa un continuo hormigueo en el estómago...por poder imaginar que se trata del nuestro. Acompañamos también en los sueños a nuestros amigos y conocidos de la Gran Familia Rusa de adopción, cada vez que sentimos el paso de un avión en el que embarcan en busca de sus pequeños...esos aviones con destino a Moscú, cuyos horarios conocemos, al igual que muchas de las fechas en que las familias emprenden rumbo a las regiones donde sus hijos los esperan. 
     Qué sensación tan agradable así mismo, al observar a nuestros perros; esos que tan desinteresadamente ofrecen y muestran amor y cariño sin apenas recibir nada a cambio. Cuantas veces les habré revelado problemas y desgracias que nos hacían sufrir...cuánto consuelo tras poder compartir con ellos tantos momentos, como parte tan importante que son de nuestra familia. Cuánto podrán ofrecer a nuestra pequeña...y qué felices estarán de tenerla también en casa, dándole ese amor incondicional que tantas veces ofrecen sin ser nosotros capaces de apreciar. 
     Esperamos que muy pronto, nuestros más cercanos amigos, también puedan hacernos sentir ese hormigueo al ver despegar esos aviones que tanto tiempo llevan esperando...y que ellos, también puedan escuchar ese avión que vuele sobre sus cabezas, dejando la estela de nuestros sueños y deseos destino a Vladivostok; compartiendo cada instante con nosotros, como siempre. 
     Demasiado tiempo ya, observando el cielo sin una respuesta...y tratando de digerir las penas.

domingo, 14 de septiembre de 2014

Será hoy??... Cada Amanecer esta cargado de Esperanza.

     No puedo negar, que vuelve la ilusión por un fin de semana más que añadir al pasado... Debemos ser de los pocos que deseamos que comience una nueva semana; pero todos saben a qué se deben esas ganas...Será hoy? Si no, esperaremos que sea mañana...ese es el pensamiento que nos ronda la cabeza cada vez que despertamos: y cualquiera puede ser ese gran día que todo lo cambie y que provoque ese vuelco a nuestras vidas. Amanece cada día con la Esperanza de que ese sea el elegido...el día más maravilloso: y algo tan simple como una llamada; tan simple como una fecha que marcar en el calendario, propiciará ese sentimiento de alegría que permita alejar fantasmas y acoger y compartirla con quienes tanto han sufrido a nuestro lado.
     Salgo un momento al patio, y el frescor y el aire puro me invaden...siento una caricia en el rostro que me permite seguir soñando despierto con que ésta, sí será la semana en que se producirá esa tan ansiada llamada. El tiempo cambia; es hora de volver a la rutina, y no sólo en España sino en la Federación Rusa. La decisión de un magistrado ruso, nos hace permanecer en vilo: para él (ella) es una simple fecha, pero para nosotros será el aire que nos permita respirar... 
     Observo el anochecer en el horizonte, pensando en ese amanecer que en pocas horas se producirá en el otro lado del mundo; donde nos espera nuestra hija para poder abrazarla y no separarnos nunca más de ella. En ese horizonte, empiezo a vislumbrar una luz que hace meses se apagó de repente y pasó a una oscuridad tenebrosa...y esa luz, permitirá iluminar nuevamente esos corazones tan machacados durante este último año. Deseo volver a descolgar ese teléfono; pero sentir esta vez, una llamada apacible y cargada de emoción y energía, que nos permita empezar a disfrutar y soñar sin sobresaltos de una experiencia maravillosa como siempre debería ser la de encontrar con quién compartir el Amor puro e incondicional...
     Anhelamos volver a transitar esos caminos y carreteras que tantos buenos recuerdos nos traen...y ese último viaje de vuelta con un pasajero más: pero aún, tendremos que caminar con esos pies que tanto plomo han acumulado y liberarlos poco a poco de ese lastre.
     Confiamos cada día más, en la llegada de esas buenas noticias procedentes de todas las regiones rusas; porque es lo más justo para quienes más vulnerables son cada día que pasa y para esas familias que tanto los desean...
     Bajan las temperaturas y meditamos sobre el gélido otoño e invierno rusos...pero eso no es impedimento para desear pisar cuanto antes, esas tan queridas tierras que un día vieron nacer a nuestros hijos. Esas tierras que muchos quisieron conquistar, son las mismas que nos conquistaron a nosotros: pero el tesoro que nos aguarda, nada tiene que ver con ambiciones y egos, ni con algo posible de cuantificar. 
     Feliz semana y que todos esos teléfonos, suenen ya...

viernes, 12 de septiembre de 2014

Toc, toc: Septiembre, estas ahí?

     Querido mes de Septiembre: Tanto ímpetu e impaciencia por tu llegada, pero las noticias no parecen llegar; aunque afortunadamente van llegando poco a poco a nuestro alrededor. Esperamos que llegue esa noticia que resuelva las necesidades que tanta ansiedad y agonía generan; pero únicamente llegará el día en que todas las regiones hayan reanudado y vuelvan esas asignaciones que tanto se resisten...
     La impaciencia nos invade y nos afecta el paso de los días sin ningún tipo de noticia que nos permita una pizca de sosiego... Nuevamente, volvemos a sentir esa angustia que se llama fin de semana y que impide recibir noticias alentadoras; pero confiamos en esa nueva semana que a buen seguro, traerá gratas noticias... Mucho ánimo para todos quienes siguen esperando una llamada que parece no llegar nunca y que estos días de angustioso relax llamado fin de semana, sirvan para liberar tensiones.