miércoles, 31 de diciembre de 2014

EL AÑO MÁS CORTO DE NUESTRA VIDA (al menos, que podamos recordar...), finaliza.

     Éste, ha sido un año difícil y cargado de tristeza, hasta que apareció LERA en nuestras vidas; y ella, lo hizo para quedarse, marcarlas y alegrarlas para siempre. Ella permite que el año finalice de forma distinta a como comenzó...y recordando en un día tan especial, a nuestros seres queridos, que a buen seguro, comparten nuestra alegría a través de algún agujero desde el que nos observan desde el cielo.

     A su vez, también hoy, comienza un nuevo año que será el más largo... Quien iba a decirnos que el 2015 llegaría con 9 horas más! Y esperamos, que sean para disfrutar...
     Hoy es un día extraño, porque al fin y al cabo, estaremos solos por Nochevieja, ya que únicamente podemos ver a nuestra hija un ratito cada día... Hemos podido visitarla estos dos días, porque la fiebre remitió...y a pesar de los picores y cansancio habituales de la varicela, han sido maravillosos momentos para podernos conocer un poco más.
     Afortunadamente, serán las últimas Navidades así, aunque parecen desperdiciadas para nuestra LERA; porque podía haber significado una manera maravillosa de comenzar a conocer todo lo que la rodea... Por algún motivo, ha tenido que ser así y habrá que asimilar poco a poco los cambios. Sentiremos hoy pues, nostalgia; y anhelaremos a nuestros seres queridos, sintiendo la tremenda Soledad en la distancia: Es cierto que en parte, es lo que hemos elegido; pero tras tan duro camino, no podíamos permitirnos dejar aquí nuevamente a quien ya es nuestra hija y volvernos a casa sin ella. Serán aún unos días difíciles, pero aunque sea a ratos, podremos ir estrechando ese vínculo tan necesario con ella; para poder ser unas Referencias seguras para el futuro...y conseguir esa Confianza que ahora mismo, tanto necesita.
     Hoy, sentimos el contraste de culturas y costumbres...y nos falta el calor humano de nuestra tierra; de nuestros seres queridos... La frialdad rusa, contrasta con estos corazones calientes, deseosos de mostrar su Amor y ofrecerlo en forma de esos besos y abrazos que tanto nos gusta dar, y que siempre vienen rodeados de emoción y sentimiento. Desde el mismo día del juicio, permanecemos cohibidos, sin encontrar a quien ofrecer ese cariño salvo a nuestra hija, que la pobre, además aún no comprende...aunque algún día lo hará y podremos recordarlo rodeados de lágrimas de alegría que hoy no podemos exteriorizar ni mostrar a nadie, salvo desde aquí, en forma de palabras... No queremos olvidarnos de nadie hoy; sobre todo de nuestros seres queridos, entre los que muchos de quienes leéis este diario, estáis incluidos... Pero también queremos mostrar éste cariño y nuestros mejores deseos, a quienes lo leéis sin tan siquiera habernos conocido; aunque al menos, habéis podido hacerlo a través de nuestros corazones. Queremos también aprovechar para agradecer el cariño y el ánimo de todos quienes nos habéis acompañado, porque de verdad que siempre lo hemos sentido; y aún más ahora con la distancia y la añoranza. No ha sido posible contestar a todos los comentarios que han llegado estos días a través del blog, pero todos y cada uno de ellos, nos han tocado y llenado de calor el corazón...
     Como bien sabéis todos, aquí comienza el Año, mucho antes que en nuestra querida España; así es que, celebraremos humildemente (porque aquí no dispondremos de los manjares que rodean habitualmente la cena de Nochevieja) la llegada del Año Nuevo dos veces: y no faltará lo más importante y que nos mueve en nuestro camino por la vida...nuestro cariño y ese Amor que siempre estamos dispuestos a ofrecer a todos; y sobre todo, a punto de ofrecer a nuestra hija Lera para siempre...

     Por cierto, hoy no podíamos olvidarnos de un personaje que entró en nuestras vidas con mucha fuerza y que genera Esperanza entre los mayores, pero sobre todo en los menores más desprotegidos, de un futuro mejor: Ded Moroz...que llega a toda velocidad a éste fin de año, cargado de regalos, deseos y sentimientos.

     Finaliza el Año más corto de nuestras vidas...(ya que lo hace 9 horas antes); y aunque estuvo cargado de tristeza y momentos difíciles, ha terminado de la mejor manera para nosotros: pudiendo ser al fin, los papás de esta deseada niña con la que el Destino quiso que nos encontrásemos.
  Os deseamos un Feliz Año 2015 a todos y que llegue repleto de alegría y sueños convertidos en realidad!!!
     Y un deseo muy especial para todas esas familias a quienes tanto queremos y con quienes tanto hemos compartido y seguiremos haciéndolo...: que todos vuestros hijos, esos pequeños que os esperan (y algunos a quienes todavía no habéis conocido...), lleguen muy pronto a esas casas, sus hogares, que los esperan...y que éstas, sean las últimas Navidades y el último Fin de Año, que tengáis que pasar separados.
"Nuestros hijos viven en un mundo que no comprenden
 y en un mundo que no les comprende a ellos.
Es nuestro trabajo, ayudarles a llenar ese vacío."

lunes, 29 de diciembre de 2014

VLADIVOSTOK: Final de Trayecto.

     Como ayer adelantaba, trataríamos de hacer posible conocer más en profundidad la ciudad que nos tiene enamorados: el lugar donde en nuestro caso, como en el de muchos otros, nuestro deseo de ser padres, se ha hecho realidad... Y donde nuestra hija vino al mundo. Pero además, también hemos hecho posible algún sueño de niño: conocer el lugar de Destino (muy apropiado porque en todos los aspectos parece haber influido el Destino) del Tren con mayor recorrido del mundo...el Transiberiano.
     Cómo no, el medio de transporte empleado para tal fin, fue el que todos podéis imaginar... Habíamos pensado en algo fácil como era coger un taxi, pero había que probar con algo auténtico; y nos decidimos a preguntar a unos buenos amigos que habían realizado el trayecto unos meses antes. Las indicaciones dejaban poco lugar a las dudas, así es que, nos animamos y casi sin darnos cuenta, nos dirigíamos al centro de la ciudad (eso sí, tras comprobar y solicitar el horario de los trenes, para así no tener ningún problema a la vuelta). Fue un acierto, porque además de evitar atascos increíbles, disfrutamos de la media hora que dura el trayecto, y por muy poco dinero (según esta ahora el cambio, por un euro exacto la ida y vuelta). Una auténtica maravilla, es observar como los pescadores abarrotan el interior de la bahía helada en Vladivostok; y cómo incluso, los coches circulan por la inmensa masa de hielo y nieve que la cubren, hasta más allá de donde la vista alcanza. Me atreví a fotografiar a alguno de esos pescadores, ya que viajaban en el mismo tren de vuelta a sus casas; y con ello, a sus aparejos para abrirse paso a través del hielo...


     La llegada a la estación, fue fantástica...y aunque a muchos no les llame tanto la atención, para mí, esa estación tiene algo muy especial: de hecho, incrementado por la culminación del proceso de adopción de nuestra hija. Ahora realmente, comienza la auténtica aventura; ya que es el momento de aplicar y practicar todo lo aprendido hasta ahora y de iniciar una nueva vida que girará en torno a nuestra pequeña... Pero a tenor de todo, esta etapa, finaliza precisamente aquí, en Vladivostok, en la última parada del Transiberiano.

     El sábado y el domingo pues, los pasamos recorriendo Vladivostok a nuestro ritmo; deteniéndonos a observar cada recodo que encontrábamos a nuestro caminar...fotografiando cada lugar y husmeando en el interior de edificios que desconocíamos, porque todo, lo recordaremos en el futuro con mucho cariño e incluso con anhelo. Éste lugar, nos cambió la vida; y el agradecimiento lo sentimos cada instante...respiramos el aire gélido de la ciudad, como algo íntimo y muy pero que muy sentimental. Observar el Puente de la Bahía del Cuerno de Oro, nos traslada a un estado de emoción; y nos permite definirlo como el puente más hermoso del mundo. Lo cierto es que, por las condiciones meteorológicas y otras causas, muchas de las imágenes captadas, nos permiten creer que han sido sacadas de un Cuento...

     Como no podría ser de otro modo, comenzaron las compras, sobre todo de objetos típicos de ésta tierra; que con el paso del tiempo, nos permitan seguir manteniendo vivo el recuerdo de tradiciones y costumbres que tanto deseamos poder conservar e inculcar a nuestra hija... Traje típico, objetos con la tradicional matrioska; e incluso muñecos típicos rusos, adornos navideños o un Ded Moroz que amenice nuestras Navidades a partir de ahora...y nos recuerden a todos, cuales son los orígenes de nuestra hija.
     Aprovechamos también de paso, para el cambio de moneda (algo más bajo que la pasada semana, pero igualmente inesperado: 63 rublos por euro) y visitar mercadillos de pescado al aire libre (perfecto para mantener el congelado en esta época del año) e incluso alguna tienda de caviar (cuyo olor, se hace intenso y apetecible...). Subimos al mirador desde el cuál se divisa toda la ciudad (cosa harto difícil por la nieve acumulada en toda la ciudad, llena de cuestas!), y donde también se encuentra la que quizás sea la mejor tienda de souvenirs de Vladivostok...

     También, hoy lunes, volvimos al centro de la ciudad: la varicela de Lera continúa, pero además, lo padecen todos los pequeños de su grupo, y la alta fiebre de todos hizo imposible la visita. Aún así, ya nos han confirmado que mañana podremos visitarla...y eso es buen síntoma: la fiebre parecía ir remitiendo y le vendrá muy bien sentir el cariño de sus papás (y a nosotros, aún más, porque nos dará la tranquilidad que necesitamos).
     El recorrido de hoy por el DownTown, fue un poco más tranquilo, visitando el parque de atracciones para niños y adentrándonos en la playa helada frente a él: qué estampa más distinta a la que conocimos en anteriores visitas!
     Esperamos que mañana nos depare más alegrías...y pasa por esa visita que tanto se está haciendo rogar a nuestra hija. Y aunque no haya remedio: qué necesidad hay de seguir distanciados de ella, a miles de kilómetros de casa...y en unas fechas tan familiares y entrañables como son éstas? Sólo nos permite sentir la extraña soledad de un proceso frío, en el que ni tan siquiera hemos podido aún compartir la Felicidad, ni las lágrimas de alegría...ya que la distancia nos lo impide y ninguna otra familia española parece dejarse caer por estas tierras.

domingo, 28 de diciembre de 2014

Próxima Estación: Vladivostok... La varicela, nos impidió visitar a Lera.

     Éste fin de semana, se antojaba difícil...no podíamos visitar a nuestra hija, debido a una inesperada varicela. Lo cierto es, que había compañeros dentro de su grupo, que en los últimos días, se habían contagiado; y nos había hecho temer, que después de tantos días de espera y retraso por las fechas navideñas, llegase el día de recogerla y no pudiéramos por estar convaleciente: con lo cual, no es la peor noticia, si únicamente necesita reposo y medicación... No habría cosa que más nos gustase que poderla atender nosotros mismos; y más aún tras sentir esos síntomas en nuestra visita del viernes, aunque no la impidiera compartir juegos, sonrisas y abrazos con nosotros, esos papás a quienes ya reconoce y acude para mostrar sus necesidades y deseos. 
     Es maravilloso poder comprobar los adelantos experimentados por nuestra hija durante esta semana...aunque desgraciadamente, un nuevo fin de semana nos haya impedido que esos avances fueran mayores. Aún así, mañana volveremos a verla y podremos comprobar su estado y mejoría; y continuaremos practicando esas frases que se resistían en el juicio, pero que tanto están ayudando para establecer esa cercanía con Lera. Estamos como locos por volver a abrazarla...y cada día que pasa, es uno menos para que sea para siempre. 
     En otro momento, comentaré en qué empleamos el tiempo durante el fin de semana...y si conseguí hacer realidad un sueño que tuve desde niño, y no me digáis por qué, pero así es: ver la Estación del Transiberiano! Si es así, el siguiente sueño, será el que cumplamos en un futuro: realizar el trayecto completo en familia, desde Moscu a VLADIVOSTOK...quien se apunta? 

viernes, 26 de diciembre de 2014

Pasan los días a otro ritmo...Anécdotas durante el juicio.

     Parece que poco a poco, se va normalizando todo y va tomando un ritmo menos acelerado. El comienzo de la semana, fue como han sido estas últimas dos semanas: carreras y escaso tiempo para pensar tan siquiera... El martes, jornada previa al juicio, fue un día en el cual, tratábamos de atar cabos acerca de la historia de nuestra hija y recabar información sobre su familia biológica conocida...también obtuvimos nueva información sobre su salud y últimos resultados; y después, con una inesperada tranquilidad, aguardamos que llegara el momento del juicio, repasando apuntes y frases en ruso, para que pudieran comprobar lo dispuestos que estábamos a hacérselo más fácil a nuestra hija. A pesar de todo, la noche fue larga, y como tantas otras veces, la cabeza trabajó sola, repasando cada frase y cada palabra aún estando durmiendo... 
     Despertamos el miércoles, sabiendo la importancia de lo que acontecería horas más tarde: nos enfrentábamos a un interrogatorio capaz de sacar de los nervios a cualquiera, pero teníamos bien claro lo que queríamos y lo que nuestra pequeña necesitaba...y esos, éramos nosotros, ni más ni menos. A pesar de todo, el tema del idioma se torció, porque en esos primeros momentos, las palabras no salían; pero poco a poco, todo volvió a la normalidad y cogí esa confianza y esa seguridad que nunca antes me habían faltado...y todo fue rodado a partir de ahí, con la sentencia que tanto deseábamos. Las preguntas, fueron las habituales, pero incidieron tanto en la salud y si estábamos seguros de nuestra decisión, que cada vez me molestaba más; y creo que por eso fui respondiendo con tanta claridad, que pienso hice desaparecer todas sus dudas...pero claro, luego Paula remató la faena respondiendo con total convencimiento a cada una de las preguntas: ya, estábamos actuando como padres, mostrando con todo lujo de detalles, que estábamos preparados y más que dispuestos a enfrentarnos al futuro que nos aguarda. Tuvimos que ir poco a poco, convenciéndoles de que el idioma no sería un problema y que el del cariño y el amor, es el que entienden todos los pequeños...porque con ello, alimentan su propia resiliencia, adquiriendo confianza y seguridad tanto en sí mismo, como en quien se lo ofrece. Con ello, no digo que no sea fundamental, casi imprescindible, aprender al menos conceptos básicos de ruso; porque nos lo hace mucho más fácil a todos, y también a nuestros hijos: pero en ciertos momentos, hay que quemar las naves y sacar a relucir todo lo aprendido durante el proceso, tanto por nosotros mismos como por quienes acompañan nuestro camino. Si bien es cierto asimismo, que a medida que recuperaba toda la seguridad en las respuestas, se me volvía a llenar la cabeza de todo lo aprendido y practicado durante los días previos, y que tan bien nos están viniendo en los encuentros posteriores con Lera...y a buen seguro, que seguiremos esforzándonos por adquirir más conocimientos de ruso. Un "apagón", puede surgir en momentos de tensión...y posiblemente la mayoría lo comprenderéis, porque os habrá pasado quizás en algún examen a lo largo de vuestra vida. 
     Uno de los momentos curiosos del juicio, vino al preguntar quien se encargaría de hacer la comida...y si seria yo quien lo haría en ausencia de Paula. En efecto, una pregunta fácil de contestar: todos podemos crecernos y afirmar que se nos da bien (a pesar de que en muchos casos, no sea así!)... Pero en ese momento, recordé a unos grandes amigos, con quienes coincidimos en nuestro viaje de asignación, cuando ellos vinieron al juicio por su pequeño y la situación que se les presentó: la misma pregunta y una respuesta que se hacía cada vez más difícil...tras alardear de cocinero, le pidió la señora jueza (creo adivinar que sería la misma) que le contase alguna receta! Y eso fue lo que me vino a la cabeza tras la pregunta; y salí airoso, ésta vez comentando lo buenas cocineras que son ambas abuelas...y tras su insistencia en saber qué haría yo si tuviera que preparar la comida, expliqué la escasa dificultad que representaba cocinar para una nena que por su edad, está acostumbrada a comer purés, cremas, o incluso una tortilla. Una vez más, los amigos y su recuerdo, salvaron otra situación embarazosa...y por ello, tantas veces he comentado la necesidad de todos quienes emprenden el camino de la adopción, de estar en contacto con otras familias; puesto que nunca se sabe en qué momento pueden ser de ayuda o puedes ser tú, quien ofrezca esa ayuda quizás por un simple (o gracioso como lo fue en este caso) comentario...
     Eso si, no quiero olvidar, una pregunta que os hará gracia a todos, pero que es una de las más habituales en los juicios de adopción en Rusia: "Conocen a alguna familia con hijos adoptados? Y si las hay, alguna que haya adoptado en Rusia?"... Jiji, podéis imaginar, que casi me echo a reír...pero os aseguro, que si me hubiera dado tiempo u oportunidad, le habría recordado el nombre de todas y cada una de las familias, que son muchas, a las que hemos conocido durante todo el proceso; y además, nos consta que a muchos de ellos, los ha conocido en persona.
     (Camino al juzgado, atravesamos este puente de la Bahia del Cuerno de Oro, que para muchos es "nuestro puente" y símbolo de Vladivostok...).
     Tras el juicio, volvieron las miradas al reloj, porque tras tres horas de constante interrogatorio, quedaba poco tiempo para almorzar a toda prisa y volver a emprender el camino que nos separaba de quien ya, era por fin, nuestra hija...y esa visita, sería ya muy distinta; sin lugar alguno a temores o dudas. Era el primer instante en que podíamos relajarnos desde hacía mucho, quizás ya demasiado tiempo. 
     (Y este, es el lugar que albergaba nuestros sueños y temores; pero también, donde nos esperaba nuestra hija...magníficos recuerdos también para muchos de nuestros amigos.). 

jueves, 25 de diciembre de 2014

No fue un sueño; pero a pesar de todo, lo creeremos cuando lleguemos a casa juntos.

     Despertamos hoy, con miedo a que todo hubiera sido un sueño...pero no: todo continuaba como lo dejamos antes de comenzar ese necesario descanso. Y a pesar de todo, no podremos creerlo, hasta que todos nuestros seres queridos, puedan conocer a nuestra hija. Será difícil no poder exteriorizar salvo a través de las palabras, todos esos sentimientos acumulados durante tanto tiempo... Y lo será, porque estaremos solos (bueno, salvo esa maravillosa chiquilla que conocimos siendo una estudiante de español; y que ayer iniciaba con nosotros, de forma fantástica, su andadura como traductora oficial en el juzgado, cumpliendo de maravilla con su cometido), a pesar del cariño de todos, a miles de kilómetros de distancia de familiares y amigos. La Navidad será distinta, pero al fin, cerca de nuestra hija. Tampoco tendremos la compañía de todas esas familias con quienes soñamos poder compartir estos momentos: el VLAD Inn, estará aquí, pero sin el calor humano que le ofrecen las familias españolas viviendo los momentos más deseados y quizás felices de sus vidas...con el calor también de esos niños que comienzan una nueva vida llena de esperanza y sueños. 
     Es un sueño hecho realidad, pero éste Milagro de la Navidad, se tornará Cuento, a nuestro regreso y llegada al aeropuerto que con tantas lágrimas de emoción aguardamos. 
Estaremos echando de menos esa Navidad que nunca antes pudimos disfrutar, y que ahora se nos hará eterna hasta poder recoger a nuestra hija... Echaremos de menos también esa gastronomía típica de nuestra querida España; y esos roscones de Reyes que con tanta ilusión aguardamos todo el año. Pero sobre todo, echaremos de menos a nuestra gente, que nos espera con cariño...y a quienes nos dejaron en el camino y no podremos volver a abrazar. A estos últimos, los sentiremos más cerca estando aquí, porque la soledad nos permitirá echarlos aún más de menos y recordarlos con todo el cariño que siempre sentimos.
     Como debe ser, éste día tan especial de hoy, nos permite desear a todos Feliz Navidad...y soñar despiertos con el bienestar de todos, pero sobre todo con el de la realidad con que convivimos todos estos días: con los niños que esperan a sus familias. Qué poco cuesta lanzarles un beso, un "priviet"  (hola), e incluso un "paká" (adiós), cuando te cruzas con alguno de ellos o cuando incluso te ven pasar por su lado, imaginando a ese "papa" y esa "mama" con la que son capaces de identificarte cuando vas a visitar a otro niño; iluminándose esos ojos tan hermosos, pero tan necesitados del calor y cariño de una familia... Cómo se alegra el alma, pudiéndoles sacar una sonrisa que tratan de evitar las cuidadoras, para que no se les desmadren todos esos pequeños al mismo tiempo... Cómo sientes que cada mirada y cada gesto de aprobación, les llega a lo más profundo del corazón, exteriorizando ese instinto de supervivencia, cual maravillosos regalos en forma de saludos y sonrisas. Y durante esos instantes, con nuestros gestos y palabras, tratamos de hacerles sentir Esperanza: la de hacerles saber, que todos y cada uno de ellos, son niños deseados, aunque de algún modo sepan que no lo han sido por sus progenitores o gestantes...hacerles de algún modo comprender, que ellos también tienen una familia que va a su encuentro; en su búsqueda...y además, sabiendo que es cierto. De igual modo, tratamos de animar a todas esas familias, sabiendo que existen esos niños a quienes buscan; y que únicamente requiere tiempo para encontrarlos...porque muchas veces es sólo eso, tiempo: el mismo que a veces necesitan estos pequeños para estar listos o en condiciones de ser adoptados. Y además, nosotros hemos sido agraciados pudiendo conocer a muchas de esas familias (y también a muchos de esos menores); las mejores que cualquier niño podría desear...y que no deben nunca renunciar a cumplir ese deseo a pesar de las múltiples trabas existentes durante el camino; porque tantos obstáculos, podrán generar quizás dudas de si estaremos capacitados  a seguir adelante...de si en definitiva, estaremos preparados para dar una vida mejor a un niño que nos necesita y que dependerá única y exclusivamente de nosotros: y la respuesta a esto es, SÍ!!! Sí lo estamos!!! Y eso mismo es lo que en nuestro juicio, y tras múltiples preguntas de la Fiscal respecto a si estábamos preparados para afrontar los problemas de salud (y los que pudieran surgir en el futuro) de nuestra pequeña, le respondí con rotundidad y seguridad: "un hijo biológico, puede nacer con problemas graves de salud, incluso irrecuperables; y también pueden surgir enfermedades futuras no detectadas...y aún así, será tu hijo, y lo querrás, tratando de afrontarlo y superarlo de la mejor manera juntos". Y tras esta respuesta, como tratando de amedrentar nuestra moral (se notaba que no ha oído hablar del Alcoyano!), la jueza (que quizás anduviera buscando algún tipo de duda por nuestra parte...aunque en general, fue bastante lógico todo el planteamiento del interrogatorio; ya que en todo caso, lo que se busca es el beneficio del menor), volvió a expresar sus dudas ante cómo afrontaría un niño ruso, el cambio tan brusco que le esperaba, incluso por el idioma, costumbres o la forma de ser de unos y otros...y entonces, creo que no tuvo dudas tras mi respuesta: "No creo que haya diferencia entre que lo adopte una familia rusa, o una extranjera, puesto que cualquier niño institucionalizado, sea donde sea, lo que necesita son Amor y Cuidados; y si está en una institución, no sabe lo que es, porque nunca lo ha tenido; y tampoco ha conocido cómo es una familia rusa (por eso está allí)...así es que, siempre será beneficioso para él una familia independientemente de su procedencia". A partir de ahí, se acabaron las preguntas...y comenzaron a recabar la información de la casa cuna y servicios sociales de la región; preguntando por los datos personales y por el trato y relación establecido en nuestros contactos con nuestra hija: y ahí, supimos que ya, no quedaban dudas...ya estaba demostrado, que la Motivación y el Convencimiento eran claros. 

     (Por cierto, a los roscones no los veremos estas Navidades, pero fuimos precavidos y lo probamos justo antes de comenzar este viaje...porque no podía ser de otra manera para alguien a quien tanto gustan los dulces).

     

miércoles, 24 de diciembre de 2014

Al fin, podemos comunicaros la mejor de las noticias: Sentencia Favorable!! Somos los papás de LERA!!

     Hoy, es un fantástico día y un maravilloso momento para comunicaros la mejor de las noticias: nuestro ofrecimiento para ser los papás de LERA...ha sido aceptado: Sentencia Favorable!!! Ya somos sus papás!!!
     El agotamiento físico e incluso emocional, ha sido tremendo; y el desgaste de todo este duro proceso, ha provocado que no existiese un momento para poder comunicarlo antes... Después de tres horas de juicio y tras el peso acumulado durante estos últimos meses, el cuerpo no estaba para muchas celebraciones...nos faltaban fuerzas a pesar de la tremenda alegría y felicidad: pero ahora, será el momento de recuperar energía para esta nueva y maravillosa etapa junto a nuestra hija...

     El día reservado a las familias para reunirse, el de Nochebuena, quedará muy íntimamente relacionado con una familia, la nuestra, que vio hoy cómo el Milagro de la Navidad, hacía posible el sueño de verse ampliada con una hija muy deseada y esperada. Y lo es, a pesar de la distancia que existía entre nosotros hasta hace pocos días: permanecía a miles de kilómetros del que desde hoy es su hogar, pero a su vez, era quien alimentaba nuestros corazones. 
     Hoy, es quien nos llena de Felicidad y nos motiva para seguir creciendo como personas y poder predicar con el ejemplo...para ser su mejor espejo. También, en un día tan familiar, nos hace comprender lo que siempre quisimos creer: que los planes de Dios, son mejores que los nuestros; y que al final, todo llega cuando tiene que llegar (a pesar de que muchas veces, no le encontremos sentido cuando la injusticia nos salpica directa o indirectamente a través de seres queridos). Ahora, aquí en la soledad de las gélidas noches del Lejano Oriente, tendremos ocasión de pedir, pero ya no será para nosotros, sino para nuestra hija y todos quienes siguen necesitando esa ayuda que parece no llegar. Hemos sido afortunados con la llegada de ésta hija; pero también con todos aquellos que han (y habéis) ido entrando en nuestra vida tras abrir nuestros corazones, transformando muchas veces las lágrimas en sonrisas. Y así, hoy podemos también agradecer a todos quienes han colaborado de algún modo a que ésta unión, sea para siempre...y en especial a quienes nos han guiado y ayudado en la región de Vladivostok, donde el sueño se ha hecho realidad: a esa familia que ya consideramos nuestra...nuestros representantes Ivan y Lyuba y ese "Ángel", Katia; que hemos tenido como traductora y gran amiga, y que siempre acompañará a ésta, su familia española. Ésta lejana región rusa, quedó marcada en nuestra vida, pero desde hoy, estará aún más unida a nosotros a través del Barrio de la fábrica de la ciudad de Artiom. 
     Hoy, una estrella lucirá más que nunca; y quizás provoque un baile de estrellas fugaces cual fuegos artificiales en el horizonte...hoy, esa estrella brilla de emoción, por permitirle poner rostro a esa nieta tan esperada y deseada durante tanto tiempo: y podrá estar presente en las mesas donde más que nunca, será recordado con todo el Amor que siempre lo rodeó...Un día tremendamente feliz, en el que tu recuerdo, hizo brotar lágrimas de ausencia: también para tí... Felicidades, abuelo!!! 

    NTodos los detalles, irán poco a poco ocupando espacio estos próximos días... Un momento tremendamente esperado, que por supuesto, no quedará olvidado; y unas jornadas previas cargadas de tranquilidad, que hacían presagiar un final feliz, pero que parecía no llegar nunca...pero hoy, al fin, vimos la luz...
     Por cierto, una nueva casualidad? Observar la foto del último post... Y ahora podréis comprobar, que donde ayer existía una familia de muñecos de nieve, hoy apareció un nuevo miembro: su retoño! Y casualmente, el día de Nochebuena, en el que nuestra familia, también se veía ampliada con esa pequeña que nos esperaba justo frente a esta gélida familia...

lunes, 22 de diciembre de 2014

Cada vez, más cerca...

     Las horas pasan y se va aproximando el momento más esperado... El lunes fue más relajado, a pesar de acudir nuevamente al Notario tras actualizar el informe médico de la niña; y volver por la tarde a visitarla. Esa carita, muestra la evidente falta de estímulo, a pesar de sus ganas de aprender y conocer tantas y tantas cosas que no puede ni imaginar que existan...pero nuestros besos y abrazos, la hacen sentir bien: se siente observada y especial, porque al fin, comprueba que hay alguien que tiene ojos para ella. Es realmente hermoso poder ver esas sonrisas que tanto han costado poder ofrecer...son como un regalo que permanecía suspendido hasta que existiera algún receptor dispuesto a apreciar su significado: parece que el mismo instinto, es quien le da esa energía para poder recompensar nuestra atención hacia ella...
     De cualquier modo, cada contacto, servirá para afianzar su seguridad y permitir esa confianza que tanto va a necesitar...aunque también nos dará a nosotros fuerza para ir avanzando poco a poco hacia ese corazón tan débil, que esperamos muy pronto, pierda esa frialdad a la que está acostumbrado y pueda vibrar a otro ritmo.
     Hoy, martes ya, será una jornada previa, bastante acelerada y cargada de información, que será muy importante para ir cubriendo necesidades cuanto antes y poder establecer las prioridades tras esa hipotética aún, llegada a casa juntos. Veremos a todas las personas que han cuidado de ella y han ido cubriendo sus necesidades más básicas durante su corta existencia... Y será una nueva oportunidad de conocer algunos datos más, que en el futuro pueden ser de gran importancia... 

domingo, 21 de diciembre de 2014

Un Feliz y Maravilloso Reencuentro.

     Hoy, ha sido un día maravilloso...un día para recordar toda la vida. Y digo "ha sido", porque ya es medianoche en Vlad... 
     Me viene a la cabeza, el pensamiento con que todos despertarán mañana en España, pensando en la Lotería y ese tan deseado premio de Navidad...pero nosotros, ya hemos sido agraciados con el mayor de los regalos que la vida nos podía ofrecer; y deseamos y pedimos que la magia de la Nochebuena, nos permita que lo sea para siempre. A pesar de ser domingo, parece que "nuestros ángeles", han vuelto a aparecer en el momento más importante y necesario: nos han permitido visitar a nuestra hija!! Hemos pasado una mañana tremendamente feliz...viviendo y disfrutando un sueño que está vez sí, podíamos palpar; abriendo bien los ojos y pellizcándonos, para comprobar que era cierto y no seguíamos soñando. Hemos gozado de un regalo de la Navidad; olvidando por un momento, todas esas noches en vela y la tristeza de la distancia. Ha sido una mañana, en que el cuerpo no sentía el cansancio de las dos noches anteriores de vuelo sin descanso y de la pasada noche en la que el propio agotamiento y las emociones, no nos permitían pegar ojo... Muy distinto eso si, ha sido la vuelta al hotel, donde tras un almuerzo casi forzado, ha llegado el momento de rendirse y permitirnos una tregua... Ahora, pensando en la jornada de mañana, veremos si somos capaces de volver a conciliar el sueño! También es cierto que, unas horas de insomnio, nos vendrán bien para practicar el idioma, ya que será muy importante de cara al juicio, pero aún más necesario para estrechar lazos y permitir a nuestra pequeña, coger plena confianza cuanto antes...
     El Reencuentro, ha sido muy hermoso... Dudábamos si tan siquiera recordaría algo de nuestro primer contacto; pero rápido salimos de dudas: aparecía en brazos de nuestra representante, diciendo "pápa, pápa"; con una vocecita tan dulce y suave, que parecía una muñequita de porcelana a punto de resquebrajarse...un momento muy tierno, y que a pesar de esa misma timidez que en aquel primer encuentro, fue desapareciendo para dejar paso a la sonrisa y su complacencia ante unos besos de los que hasta hace unos meses, no tenía ningún conocimiento. Pasamos la mañana jugando (y sudando, a pesar de que en el exterior había alrededor de 22 grados bajo cero; eso si, con un sol que no lo hacia imaginar!) y sintiendo cómo en tan poco tiempo, había recordado aquellos juegos y se animaba a repetirlos. Nos hace pensar mucho en la cantidad de esfuerzo y trabajo que nos queda por delante; pero que con estímulo, a través del Amor que estamos dispuestos a ofrecerla, nos permitirá hacerlo mucho más fácil... No dudamos, que para ella es fundamental una familia; pero aún más afortunados seremos nosotros si finalmente nos permiten ser sus padres. 
     Estamos aprendiendo mucho cada instante, pero además, vamos conociendo más nuestro propio interior y nos permite ir observando cómo aflora ese sentimiento cada vez más intenso y tan natural del ser humano por ser padres.
     Finaliza una nueva semana que a nivel particular, ha traído grandes alegrías incluso en domingo! Pero sin duda, comienza la que puede y debe ser la más importante de todas: la del juicio que determinará nuestro ofrecimiento para ser los papás, de ésta muñeca a la que amamos por encima de todas las cosas. 
     Ojalá ésta semana, siga trayendo grandes noticias para esas familias que tanto las necesitan... Que el Milagro de la Navidad, se haga visible para todas ellas.

sábado, 20 de diciembre de 2014

Ya estamos en VLADIVOSTOK!

     El vuelo salió con tres horas de retraso y con problemas en nuestro equipaje de mano (por culpa de una maleducada revisora, que se vio obligada a rectificar; pero que nos hizo pasar un mal rato...); pero al fin, podemos sentir casi la respiración de nuestra pequeña muñeca... Estamos sin descanso desde hace dos días, pero tendremos ocasión de hacerlo en cuanto deje de escribir...jiji. 
     Hemos vivido un momento muy emocionante junto a nuestros representantes aquí (por motivos ajenos, han sido dos en nuestro caso), a quienes nos une algo más íntimo que la simple relación contractual...y hoy, hemos sido testigos y nos han mostrado motivos para afianzar más nuestro sentimiento. A pesar del cansancio, descansaremos felices, sabiendo que ya, no tardaremos mucho en volverla a ver: quizás sea el lunes, pero ya nos sentimos muy cerca de ella. 
     Por cierto, el frío que se anunciaba para hoy, era cierto tras la nevada caída durante la noche; y lo hemos podido comprobar nada más salir de la terminal del aeropuerto. La playa congelada con la nieve cubriéndolo todo, era una vista realmente hermosa...
     Ya estamos en el VLAD Motor Inn; y para quienes lo conocen, la estampa rodeado de nieve, será muy especial...

     Ayer, hubo un momento en que parecía que se me iba a partir el cuello...el camino de vuelta al aeropuerto, en que el cansancio se apoderaba de nosotros tras la tensión de un día emotivo y sin descanso.
     Quizás, quienes hayan jugado a los videojuegos, conozcan uno de rallies, por cierto bastante bueno, llamado "Colin McRae Dirt": pues eso mismo, es lo que yo recordaba porque parecía vivirlo, al ver como sortean los coches, los atascos en Moscú... Nunca había visto cómo los coches apuraban los arcenes, haciéndolo un carril más por donde circular a unas velocidades que daba pánico imaginar; pero en los que la decisión de salir de la vía de cualquier otro vehículo, hacía tener presente en todo momento la imagen de un contratiempo... No fue así, gracias a Dios; pero no lo vimos claro hasta detener el coche en la puerta del aeropuerto...
     Con el permiso de todos, nos retiraremos ya, colgando este cartel en la puerta: "No molesten...porque los sueños, hoy parecen más reales que ayer"... 

viernes, 19 de diciembre de 2014

Prueba superada:... Rumbo al Reencuentro.

     Primera etapa del viaje superada: continúa el trayecto tras un día de "trámite", pero realmente agotador... Viajar de noche, provoca comenzar el día sin apenas descanso y muchas horas por delante; pero si además, llegan las revisiones de los especialistas médicos y pasas medio día entre trayectos y pruebas, se hace realmente pesado. A pesar de los análisis de la pasada semana, lo primero han sido unos nuevos análisis, con su pinchazo correspondiente, jeje... Aunque lo más agotador, es pasar horas (sin haber tomado nada en todo el día...) en los famosos atascos de tráfico en Moscú: increíble, de verdad! Y luego nos quejamos de los de Madrid! Jajaja... Benditos atascos de la Castellana o accesos!! Esto es el caos, rodeado de barro y nieve...
     Ahora por fin, hemos llegado al aeropuerto para continuar rumbo al lado de nuestra hija...y es hora de probar bocado y relajarnos. Las pruebas, han ido bien, pero tras todas las realizadas anteriormente, parecen innecesarias: bueno, así son las cosas y nos quedaremos con las vistas generales de la ciudad y de particularidades de la inmensa ciudad de Moscú; y eso si, con la representante, que es un encanto...y no es por nada, pero se nota que la encanta España para pasar sus vacaciones con la familia: parecíamos estar con una más de todos nosotros. Gracias, por hacérnoslo más fácil...y esperamos vernos a la vuelta!

     Mientras esperábamos al conductor, hemos aprovechado a su vez, para comprobar el estado del cambio de moneda a día de hoy, ya que es una de las noticias más comentadas durante la semana: pues bien, el cambio era de 71,80 rublos por €... Algo increíble tras los dos viajes realizados con anterioridad.
     Lo siguiente, será el viaje que en cuestión de horas, emprendemos a Vladivostok: otra noche completa de viaje que acumular, pero que no significa ningún problema, cuando se trata de reunirnos con nuestra princesa del Lejano Oriente...y esperando que pueda ser para siempre. 
     La previsión a nuestra llegada, es de nieve: así es que, sin lugar a dudas, debutaremos en un terreno casi desconocido para nosotros...
    Continuamos pues, Rumbo a nuestros sueños...que son los de nuestra pequeña. 
     Un saludo y feliz fin de semana, aunque como casi todos, estaremos deseando que comience una nueva, llena de noticias positivas para todos...

jueves, 18 de diciembre de 2014

Nuestros sueños van de viaje...para tratar de hacerlos realidad.

     Hoy es el día en que nuestros sueños emprenden ese vuelo que tanto deseaban y añoraban... Se aproxima el momento del Reencuentro con nuestra pequeña, para "si todo va bien", hacerlo eterno. Emprendemos un viaje lleno de ilusión y Amor, que nos permita hacer real el deseo de ser padres, pero a su vez, y más importante, el de ofrecer una familia a un menor que lo necesita... Como tantas veces he oído y comentado, la adopción compensa en la medida de lo posible, el desequilibrio social; y nos muestra a su vez, que TODOS los niños son deseados, a pesar de que por tanta burocracia, desgraciadamente muchos menores no encuentren esa familia que los espera.
     Han sido unos días, apenas una semana, de luchar contra el tiempo para que todo estuviera a punto; pero finalmente, llegó el día de continuar nuestra historia donde debería culminar de manera feliz, ésta etapa de la adopción: el momento de unirnos para siempre en el camino y continuarlo de la mano de nuestra pequeña, afrontando el futuro con ilusión y confianza en ir superando todos los retos; porque en eso consiste la vida. Queda el paso quizás más importante; y por supuesto, más decisivo...el del juicio que nos permita ser oficialmente los papás de esa amada niña que nos espera y a quien deseamos poder ofrecer una vida colmada de Felicidad. 
     Seguiremos en contacto, pero eso si, ya desde el frío invierno ruso... Mañana, el tan famoso reconocimiento médico en tierras rusas, para proseguir rumbo a Vladivostok... Ésta vez sí, esperamos poder decir: "Próxima estación, Vladivostok...Final de Trayecto". 
     Un saludo y todo nuestro ánimo, cariño y Esperanza para quienes siguen esperando poder emprender ese tan anhelado momento... Y Gracias a todos por el ánimo y cariño que siempre nos habéis mostrado...y que a buen seguro, tendrá continuidad.

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Haciendo maletas...o quizás, "haciendo hueco en ellas".

     Estas últimas dos jornadas, han sido más ajetreadas aún de lo habitual (sólo hace falta ver a qué hora estoy escribiendo hoy...): las prisas y las últimas compras, han acaparado el tiempo por completo. Bueno, eso y preparar y calcular el hueco en las maletas para que todo quepa en ellas, incluidos esos regalos de agradecimiento para quienes cuidan aún de nuestra pequeña y para quienes de algún modo, nos harán más fácil ésta larga estancia; aunque por ello, deberá quedar algo de nuestras ropa en casa aguardando nuestro retorno. 
     Una agradable sorpresa fue al proceder al pago de uno de los vestiditos para nuestra princesa, y comprobar el nombre que lo define: "Russian Doll"... Algo que por supuesto, viene como anillo al dedo; muy apropiado, si señor!
     Otra grata sorpresa fue al observar las muñecas y comprobar que la muñeca favorita en España, por ser además fabricada aquí, Nancy...tiene también su modelo rusa: Nancy Moscow.

     Llegaron las prisas, pero trataremos de encontrar un momento para seguir contando las últimas circunstancias y movimientos previos a ese maravilloso viaje que nos espera...el de reunirnos con nuestra pequeña; y si todo va bien, para siempre. Un saludo y Feliz semana...

domingo, 14 de diciembre de 2014

Los Padres son el mejor regalo para un hijo. "La otra Carta"...un videocomercial, con un mensaje claro.

     Tras un fin de semana de mucho trabajo, (pobre Paula, que ha tenido que seguir volviéndose loca con los preparativos del viaje y con las compras...) tenía un respiro; y revisando la memoria del teléfono (para ir liberando espacio para el viaje), veía un vídeo publicitario que nos habían enviado: y la sorpresa fue tremenda...qué decir, que me emocionó como de cuando en vez consigue hacerlo un video realizado a conciencia; pero además, si de se muestra la realidad y hace muchísimo que pensar. Tanto me ha hecho pensar, que es algo incluso perfecto para poder expresar con total claridad a la señora magistrada que debe presidir nuestro juicio de adopción: cualquier hijo, necesita a sus padres...por ello, necesita Tiempo para ello: su tiempo juntos y las vivencias, es lo que permite esa unión y ese estrecho lazo que ha de establecerse entre ellos. Si un hijo necesita esa cercanía y ese tiempo; en niños adoptados, es Fundamental para establecer ese Vínculo tan necesario con sus padres... Nunca se debe, a pesar del ritmo de vida que todos llevamos, sustituir al papá o la mamá de un menor, a través de un juguete o algún otro elemento: lo que más necesita un hijo o hija, es estar con sus padres...y por ello, nosotros mismos podemos y debemos ser el mejor juguete y el mejor amigo de nuestros propios hijos... Qué mensaje más bonito y más sorprendente: nos para en seco y nos hace recapacitar algo tan simple, pero tan real. Y me hace pensar en nuestro caso, algo que a buen seguro, agradaría escuchar a cualquier persona: si algún día necesitamos ayuda y hemos de emplear a alguien en nuestro hogar, Nunca debería ser para que cuide o atienda a nuestros hijos, sino para ayudar con otras tareas... Para atender y educar a nuestros hijos, debemos estar nosotros; y no dejarlos vacíos de ese cariño, que sin lugar a dudas, es siempre el mejor y más necesario regalo tanto para los niños, como para los mayores... Del mismo modo, seremos nosotros quienes eduquemos a nuestros hijos (o así debería ser...), puesto que a la escuela, los debemos llevar simplemente a que los enseñen.


     Dejo el enlace de este fantástico video; porque muchos lograréis emocionaros con él y su mensaje conciso y bien claro...un buen anticipo de la Navidad! Y ojo!!: muy recomendable para poder utilizar en vuestro juicio! Feliz semana...que llegue cargado de buenas noticias; y de llamadas... 
     Deseamos y esperamos, que ésta misma semana, tras su aprobación (el pasado jueves) por parte del Gobierno ruso, el tan ansiado Convenio de Adopción entre la Federación Rusa y España, cumpla su último trámite y sea Ratificado en la Duma... Una gran noticia que debe caer ya por su propio peso y que esperamos ver convertido en realidad en los próximos días.

viernes, 12 de diciembre de 2014

Bendita locura... Abrumados por el cariño recibido.

     Como todo el mundo podrá imaginar, ya comenzó la auténtica, pero Bendita locura...las prisas aparecieron por la necesidad de tenerlo todo preparado en una semana escasa. Pero además, hay que sumarle a los preparativos, el inicio de las comidas pre-navideñas y por la inquietud de podernos ir tranquilos, dejando atados todos los cabos en el Restaurante y en el despacho de Paula durante nuestra ausencia: y eso, nunca es fácil cuando estás siempre pendiente de cualquier suceso o imprevisto. Al fin y al cabo, a la distancia que nos encontraremos, poco podremos solucionar si nuestros ojos y nuestras manos no pueden actuar...
     Ayer, fue el día de preparar billetes y calcular itinerarios; y aún así, dio tiempo a algunas compras más y a realizar las analíticas correspondientes para el examen médico en Moscú, previo al juicio. Hoy también, antes de comenzar la jornada laboral, dejábamos resuelto el tema de las placas de tórax para ese mismo reconocimiento médico y tratábamos de ir tachando y cumpliendo todas las tareas posibles dentro de esas largas listas de necesidades para ese largo, pero ilusionante viaje que nos espera. 
     El tiempo va pasando, sin dar apenas tiempo a comunicar a nuestros allegados la buena noticia, pero aún así poco a poco, van conociéndola, muchos de ellos (de vosotros), a través de este mismo diario... No pasa un instante en que no se produzca una llamada, se reciba un Mail o un comentario o mensaje a través del móvil o las redes sociales; y todo ello, además de las lágrimas de emoción que provocan muchas de esas frases escritas con el corazón (gracias a todos...), nos permiten sentirnos queridos y afortunados por tener tantos amigos y personas que nos aprecian...y realmente lo somos, por recibir tanto cariño; porque nos muestra que además, ese será el sentimiento que siempre rodeará a nuestra hija. El cariño recibido, nos abruma...y lo agradecemos con toda el alma; aunque quizás, en ocasiones, no de tiempo a demostrarlo por carecer de tiempo...

     Ayer también, nos sorprendieron con unas imágenes recientes de nuestra pequeña, que fue el colofón a un momento difícil de explicar por lo hermoso y maravilloso: cada día, cada instante que pasa, está más cerca...y ya se antoja complicado mantener la tranquilidad por ese escaso tiempo que queda para poder abrazarla de nuevo. Tan lejos...y tan cerca; como todo alrededor de una adopción en Rusia.  
     Estamos ante lo que serán, sin duda alguna, unas Navidades diferentes...


jueves, 11 de diciembre de 2014

EL MILAGRO DE LA NAVIDAD... Tenemos fecha de juicio!!!

     Llegó el momento tan deseado, de poder comunicar la mejor de las noticias; la que nos permitirá, si todo va bien, reunirnos para siempre con nuestra pequeña...tenemos fecha de juicio!!! Parecía no llegar nunca, pero a pesar de la premura y la rapidez con que debemos preparar un viaje tan especial, estará rodeado de ilusión y alegría para poder tenerlo todo previsto en tan poco tiempo: cosas más difíciles hemos hecho durante todo este tiempo; y al fin y al cabo, no dejará de ser el final de una etapa, y el comienzo de una nueva vida "si todo va bien", junto a nuestra hija. 
     El día, que tan marcado quedará para siempre en nuestra familia y nuestro recuerdo, es un día festivo y enormemente familiar para todos: el día de Nochebuena!!! Finalmente, la familia estará pasando las Navidades en nuestra casa, mientras nosotros permanecemos en la distancia, tratando de ver el sueño hecho realidad... Nunca pudimos imaginarlo, pero las cosas parecen ocurrir siempre por un motivo, que en la mayor parte de ocasiones, no podemos llegar a pensar. No tenemos muchos más detalles, pero poco a poco, iremos conociéndolos, ya que las festividades rusas determinarán nuestra estancia; y no podremos preveerlo quizás hasta que no se vayan produciendo los hechos.
     Pues bien: ayer se produjo la tan esperada y deseada llamada, pero un momento tan especial, quise dejarlo para mi querida Paula...esa mamá, que como tantas otras, lo es mucho antes de que un magistrado lo decida: esta mujer tan especial que me ha acompañado la mayor parte de mi vida, y que por supuesto, también en esta difícil pero gratificante y maravillosa historia de amor que rodea el proceso de adopción. La primera llamada, la recibió ella, porque encontraba mucho más sentido si era Paula quien conocía tan ansiada fecha. Como ya anticipé, no sonaría el Himno ruso, porque no sería mi teléfono el que se descolgaría ante tan hermosa llamada.
     Quienes han recibido esa llamada, sabrán de lo que hablo, pero para quienes aún no hayan tenido la enorme fortuna de recibirla, les comentaré que es el momento más especial que hasta ahora hayamos podido tener en la vida. No puedo decir que no lo esperábamos (aunque quizás no hasta el día de hoy...y por supuesto, no con un viaje tan cercano!), pero aún así, fue un cúmulo de sentimientos y una ocasión para permitir el libre brote de unas lágrimas destinadas a los mejores y más alegres momentos. No todo eran lágrimas de Felicidad, sino que se mezclaban muchos sentimientos que quizás todos conozcáis ya... Venían a la mente muchas personas: los familiares más cercanos, nuestros queridísimos amigos y familias con quienes tanto hemos compartido, nuestro querido Denis...y nuestra familia que ya lo es, de VLADIVOSTOK. Por supuesto también nos acordamos de quienes hicieron esa llamada y a quienes tan locos hemos vuelto con todo nuestro "difícil" proceso; y de todos aquellos que de algún modo, han ido cruzándose en nuestro camino y propiciando este momento: nuestros "ángeles" en los Ministerios, en el IMMF, trabajador social y psicóloga...y tantos y tantos otros, incluidas autoridades, diputados y senadores que conocimos y tanto han ayudado y apoyado para que a día de hoy, esté todo a punto para que vuelva la "normalidad" a las adopciones en Rusia... Por supuesto también a la Embajada rusa y sus representantes; y a todas aquellas trabajadoras de las casas cuna donde con tanto mimo y cariño cuidan y han cuidado de nuestros dos ángeles (el que nos espera para volver a casa con nosotros; y el que a medio camino pasó a formar parte de una familia rusa donde ahora, esperamos sea muy feliz) y de muchos otros... Gracias, de todo corazón, a todos ellos...y a aquellos periodistas incluso, que ofrecieron apoyo mostrando la realidad de la situación a través de la necesidad, tanto de los niños como las familias, sin tratarlo como un tema de confrontación que nada tenía que ver con la búsqueda de soluciones.
     Pero sobre todo, recordaba a nuestra pequeña, a quien si Dios quiere, estará muy pronto en nuestros brazos...y a alguien muy especial, a quien no tendremos oportunidad de abrazar en uno de los momentos más felices de nuestra vida: a quien tanto deseaba poder conocer a una nieta (a su "piratilla", si lo conoció y lo tuvo loco de alegría hasta casi el último suspiro...) que debido a una terrible y maldita enfermedad, no pudo tan siquiera llegar a ver...y esa persona, es mi Padre. Lo he abrazado tantas veces en los sueños, que seguro ha llegado, aún sin saber cómo, a sentirla tan profundamente que quiero pensar que ha llegado a conocerla. A buen seguro que nuestra estancia en Vladivostok, nos permite abrazarlo en Paz y sentir todo ese cariño que durante tanto tiempo llevaba guardando para sus nietas... No podré estrecharlo en mis brazos, pero no por ello, dejaré de sentirlo tan cerca como él habría querido estar en estos momentos y los que vendrán posteriormente.

     También hoy, a pesar de nuestra alegría; nos entristece y duele en lo más profundo del corazón, la eterna espera y la incomprensión por la situación de algunas de las familias más queridas y con las que tanto llevamos compartido...nos seguirá faltando la alegría de estos y más amigos, para poder festejar y celebrar nuestros avances; porque hemos aprendido a quererlos a todos como una gran familia muy unida. Sobran palabras, porque el sentimiento es mucho mayor de lo que éstas alcanzan a expresar. 
     Y al fin, a pesar de todo y después de tantos obstáculos, podemos volver a creer en el Milagro de la Navidad...y en que estas fechas, traigan la Felicidad a muchas otras familias y sobre todo, a esos niños que las esperan.
     La casualidad ha querido también, que el día de hoy, la Duma rusa debata la Ratificación del Convenio de Adopción, para dar tranquilidad y base jurídica para poder afrontar los procesos presentes y futuros... Hoy más que nunca, deseamos que sigan sonando los teléfonos!
     Éste año, parece que conoceremos a Ded Moroz...y quizás también, la Magia de la Navidad.

lunes, 8 de diciembre de 2014

Tras una jornada maravillosa...sólo podemos y debemos esperar buenas noticias.

     La imaginación, nos hacia presagiar una jornada fantástica de reencuentro...y a pesar de las ausencias, fue fabuloso poder disfrutar de la compañía de personas tan queridas por nosotros; y a quienes el proceso de adopción nos unió hace ya bastantes meses. Ha sido mejor aún de lo esperado; y es que, cada vez, éstas reuniones nos permiten observar y comprobar mejor el camino para poder educar a nuestros pequeños: a través del ejemplo de otras familias y de los pensamientos de todos... Hoy, nos sorprendieron aún más los avances que pueden conseguirse con esfuerzo y una labor encomiable de dedicación plena hacia uno de estos pequeños a quienes tanto hemos llegado a querer. Es muy de agradecer, que nuestros amigos puedan hacer un esfuerzo para poder compaginar mi trabajo con éstas reuniones; y prolongarlas con unas sobremesas en las que podemos compartir tanto alegrías, como temores, dudas o sueños... 
     Ahora, sólo falta que sigan llegando nuestros pequeños, para poder compartir aún más alegría y felicidad; porque ellos serán el motivo...y quienes darán sentido a todo lo vivido y a quienes podremos inculcar todas aquellas lecciones aprendidas durante el proceso. En España, comienza una nueva semana tras unos días festivos; aunque la actividad en Rusia continuaba y dió comienzo ya el lunes: deseamos y esperamos, que ésta sí, llegue cargada de buenas noticias...y de esos Milagros que de vez en cuando, se producen por Navidad. 

sábado, 6 de diciembre de 2014

Un fin de semana algo más esperanzador.

     Una nueva semana que finaliza...y el Fin de Año, se aproxima. Mientras queden opciones, habrá Esperanza; y de lo que no hay lugar a dudas, es que las noticias estarán ya muy cercanas. Esta nueva semana, comienza con un festivo en España, pero será el viernes el que haga que ésta semana, sea más corta de lo habitual: el día de la Constitución de la Federación Rusa. Habrá pues de plazo, hasta última hora del jueves para recibir noticias...y confiaremos en ello más que nunca; porque es realmente necesario. Aún no podemos planificar tan siquiera las Navidades; pero como hubo tanto tiempo para pensar, las opciones están presentes para dejarlo todo organizado si tuviéramos que salir casi de imprevisto...aunque las opciones son escasas. 
     Este, es un fin de semana un poco más alegre y esperanzador de lo habitual, puesto que habrá grandes encuentros con otras familias muy queridas; y porque a pesar de durar un día más por el día de la Inmaculada Concepción, esperamos ya unas noticias firmes, que confirmen los Presentimientos e indicios de que así será... Confiaremos y Creeremos aún más en recibir esa llamada que parece olvidada, porque quizás así, algún día, más pronto que tarde, se pueda hacer realidad... 

jueves, 4 de diciembre de 2014

Siguen llegando noticias alegres...ahora falta la Ratificación rusa.

     Mantenemos ese nudo en la garganta, a pesar de saber que ésta semana sí, pasaría carente de noticias... Creo que todos, durante ésta Espera en adopción en Rusia (tras conocer a los pequeños...) sentimos la ansiedad que nos acompaña a diario y que nos hace sentir que escasea el aire: y en algún momento, nos provoca la visita al médico para comprobar que es algo lógico, que no llega a escaparse de las manos. 
     Ésta semana, a pesar de todo, está trayendo alegría a muchas familias; y nos contagian de ilusión y animan a los demás, a seguir soportando la situación de la mejor manera posible. Hoy, despertábamos con otra noticia, esta vez directamente desde Vlad!!!: otra familia, se unía para siempre a mucha distancia de su hogar... Ahora, de familias españolas de quienes tengamos constancia pendientes de juicio (más o menos inmediato, por los meses transcurridos desde asignación...), únicamente quedamos nosotros: y eso, debería ser suficiente para al menos, conocer ya esa fecha que tanto parece resistirse...y ojalá se convierta en un motivo para soñar; y no sólo para provocar que el tiempo siga pasando sin más...pq aún más que nosotros, lo necesita esa pequeña que nos espera y en la que no podemos dejar de pensar. Apenas podemos conciliar el sueño y descansar lo mínimo...y esperamos poder recuperar esa salud a prueba de balas, pero que se ha visto ya castigada en demasía:
Confiamos en poder curar pronto las heridas del corazón; pero como es de suponer, igual que llegaron, se irán tras volver junto a nuestra hija...
     Al mismo tiempo, esperamos esa Ratificación del Convenio, por parte de las Duma rusa, que debería provocar una vuelta definitiva a la normalidad en torno a las adopciones de familias españolas en este país... Quien sabe si será otro de esos pequeños Milagros que se producen en torno a las fechas navideñas! Lo tendremos presente, para que ese halo positivo, se traslade a las gélidas tierras rusas.

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Una nueva jornada...por qué no, un Milagro?

     Hoy, despertábamos con otra agradable noticia: una nueva familia que desde hoy queda legalmente ampliada con la llegada de un pequeño...y que sin duda, ha traído ya la alegría a toda esa familia dispuesta a ofrecerle todo su cariño. 
     En lo personal, hoy parecía ser un día como cualquier otro, deseosos de que transcurriese sin más...pero una decisión repentina, nos permitió disfrutar una tarde más amena de paseo y compañía, en la que pudimos tomar aire para aguantar una nueva jornada de nervios y tensa espera, que también llegará nula de noticias para nosotros. Al menos, ya sabemos que en unos días, con casi total seguridad, no habrá novedades; pero tampoco estaría de más, que un rayo de luz apareciera y nos mostrase al menos la recta final de esta tortuosa travesía... En ello pensaremos mientras pasan los días: como hoy me comentaba este nuevo papá, "nunca se sabe cuando podrá llegar el Milagro, pero durante las Navidades, parecen ser más habituales"... Y por qué no? Buenas noches y feliz descanso: Buenos días ya, y todo nuestro cariño a Vladivostok y a todas esas familias que recorren estos días la Federación Rusa.


martes, 2 de diciembre de 2014

Recuperar aliento para seguir (Des-)esperando...

     La jornada del domingo, nos sirvió para recuperar aliento; aunque las palabras del sacerdote durante la celebración del Bautismo de mi ahijada, nos hicieron sentir instantes en que los recuerdos y la nostalgia nos estrangulaban cual corbata apretando la garganta. Fue un emotivo día que nos permitió relajarnos para poder afrontar lo que debería ser muy pronto el final de esta tensa y angustiosa espera. Hoy, unos amigos recién llegados de su viaje de asignación, nos confesaban entender, ahora mejor que nunca, lo que significa la espera tras conocer a quienes están destinados a ser nuestros hijos...y como comentaba, acaban de regresar de conocerlo: como deseábamos, todo fue maravilloso y sintieron ese flechazo reservado únicamente para ocasiones especiales en la vida; esos días que sin duda, les cambiaron la vida para siempre. 
     También hace un momento, ya de día en Vladivostok...nos transmitían desde ésta querida y lejana ciudad, la llegada de una intensa nevada, que había causado diversos problemas, el mismo día en que comenzaba el invierno en Rusia. Éstas noticias, nos hacen presagiar unas blancas y gélidas Navidades; pero que o mucho me equivoco, o ante la falta de noticias, auguro no podremos compartir con nuestra hija. Sería un auténtico sueño poder hacerlo; y mientras quede una mínima opción, seguiremos esperanzados en verlo hecho realidad...a pesar de que el tiempo pasa y esas opciones son cada vez más escasas. Todo se puso en contra y parecen haberse aliado la mala suerte y todas las circunstancias, para provocar un retraso que en ningún momento creímos se produjera. Hicimos todo lo posible; pero parece no haber sido suficiente y tendremos que seguir esperando...porque sólo nos vuelve a quedar eso: esperar. Y si algo nos ha quedado claro ya, es que hay quienes deciden los tiempos y parecen no querer conocer las necesidades (todas las familias las tenemos muy claras y por ello sufrimos)...y por eso mismo, lo encontramos aún menor sentido: hay ocasiones en que las soluciones parecen cercanas, y en las que podemos observar, que no todos los rusos tienen la misma sangre recorriendo sus venas; y esperamos poder volver a reunirnos muy pronto, con quienes allí nos han demostrado que la suya, es tan cálida como la nuestra. 
     Hay veces, que el corazón te pide hacer lo contrario a lo que te dicta la mente...y es que el corazón, ese mismo que bombea nuestra sangre, únicamente comprende el Amor y en ocasiones, desafía a la razón. No pudimos resistirnos a pesar de todo, porque nosotros, no somos de piedra.
     Feliz semana!!!

domingo, 30 de noviembre de 2014

La Adopción, un nuevo Nacimiento para los menores...pero también para los padres.

     Hoy, es un día alegre, pero lleno de recuerdos y anhelos debido a las ausencias: por quienes hemos perdido y por quien aún no ha llegado. Es un día de celebración...el del Bautismo de nuestra sobrina, de la cual seré Padrino. Una jornada de emociones y sentimientos que inundarán nuestra mente de pensamientos...y quizás también de sueños. 
     En un principio, parecía que estaríamos ya aquí con nuestra pequeña en esta fecha señalada, pero como recién despertados de un sueño, aquí permanecemos aún sin conocer cuando podremos volver a su lado. Ahora, sólo cabe esperar que cuando llegue ese día, no nos dejen tiempo casi a pensarlo, y tengamos que emprender el viaje en una nube de la cual no descenderemos hasta la tan deseada vuelta a casa.
     Hoy además, concluye un nuevo mes que suponíamos de Encuentro...y aunque no llegaron las noticias, y nos hace comenzar esta semana sin ánimo en tener novedades, tendremos plena Esperanza en que sea poco el tiempo de espera ya, para conocer ese cuando de nuestro regreso a Vladivostok. 
     Confiamos en el paso de los días cargados de buenas noticias, que acerquen a todas las familias a sus hijos, para también así, creer en que nuestro momento esté más cerca... Deseamos un mes de Diciembre con muchas sorpresas positivas...
      En las jornadas de preparación para el Bautismo, nos comentaron una frase que me ha hecho recapacitar mucho:
-"Bautismo, es volver a nacer"... 
Y sin duda, en el caso de los menores en desamparo; de esos niños y niñas que esperan y necesitan a su familia como Esperanza de futuro (y de presente); realmente la Adopción, representa un cambio radical y un nuevo camino en la vida, sobre todo por sentir el cariño y los cuidados de los que hasta ese momento, pueden haber carecido en sus vidas... Pero también, es un cambio total en las vidas de quienes nos ofrecemos a ser sus padres, su familia... Es para nosotros también, un nuevo comienzo, rodeado de responsabilidad por el cuidado de nuestros pequeños: como si de algún modo, fuéramos todos, padres e hijos, Bautizados y Bendecidos los unos con los otros, y pudiendo contemplar un renacer en nuestras vidas... Seguiremos pues, esperando ese mágico y maravilloso instante.

viernes, 28 de noviembre de 2014

Un día de noticias favorables para nuestros amigos...

     Hay momentos que uno siente y no sabe cómo expresarlo... Tratar de mantener la Paciencia, en ocasiones se hace duro; como exigirnos tiempo para conocer cuando podremos volver a abrazar a quien desde hace unos meses eternos consideramos nuestra hija... Seguir esperando algo tan preciado y necesario, se antoja difícil; pero pensarlo, lo hace aún más cruel, porque no existe motivo en el mundo para evitar o dificultar la unión de un menor con su familia. 
     Creo, que somos personas normales, como cualquier otra, con los sentimientos a flor de piel por lo triste de la situación que nos ha tocado vivir a la mayoría durante estos dos últimos años; y que será lo mismo que padezcan las demás familias, cuando por alguna circunstancia, se vea complicado un proceso que debe cambiarte por completo la vida; como lo es en este caso el proceso de adopción de un (-a) menor...
     Ayer, hubo noticias muy positivas de familias muy cercanas y queridas por nosotros: asignaciones favorables, fechas de juicio e incluso el tan deseado y esperado inicio de viaje a juicio de otra de estas familias...Enhorabuena de todo corazón a todos ellos!!  Todo esto, nos anima a seguir esperando el momento; y a tratar a pesar de todo, de ofrecer esperanza y ser de ayuda en el modo en que podamos serlo para los demás...como siempre hemos querido hacer. Concluye una nueva semana y la posibilidad de noticias durante este mes de Noviembre que finaliza...

miércoles, 26 de noviembre de 2014

ÉRASE UNA VEZ...una buena serie de televisión con sorpresa.

     Ayer, comenzamos a ver una serie que en su día llamó nuestra atención: su título, "Érase una vez"... Y la sorpresa mayúscula fue, comprobar que la historia gira en torno a un niño que en su día fue adoptado y a la mujer que lo dió en adopción nada más dar a luz. Se trata de una serie de aventuras, extraídas de los cuentos más clásicos por todos conocidos, adaptados a la sociedad actual: muy recomendada y que seguramente nos devuelva algo de aquella inocencia que poco a poco todos vamos olvidando. 
     En todos los capítulos, aparecen seres mágicos: hadas, etc... Pero hay que recordar, que todos los cuentos, tienen final feliz: y eso es lo que todos deseamos y lo que nos permite mantener a Esperanza gracias a esos recuerdos y sentimientos de nuestra infancia...ojalá todos los pequeños, tuvieran la enorme fortuna de poder soñar con un futuro lleno de ilusión; como el que pretendemos poder ofrecer a nuestra pequeña. Qué nos deparará éste nuevo día? 
     Nunca dejes de soñar...

martes, 25 de noviembre de 2014

Un nuevo día convertido en suplicio por la agónica espera...pero cargado de Esperanza en un nuevo Amanecer.

     Debo reconocer que hoy, esperaba algo más de este día, pero no parece que los martes traigan buenas noticias, a pesar de tener tanta confianza en ellos, por ser los días en que se presentan los documentos de adopción en el juzgado. La mente se llena de malos pensamientos y de rabia, por ver como se complica una nueva semana y cómo, tras conseguir los últimos documentos de manera increíble e incluso estar en Rusia a primera hora del lunes, parece no servir de nada...parece no buscarse esa solución urgente que parece sólo preocupar a quien desespera y trata de hacer lo posible: también es cierto, que para el resto, podemos ser un simple expediente...pero para nosotros y para el futuro de nuestra familia, el tiempo ya sabemos lo que importa.
     Estuvimos haciendo tiempo en mi día libre...jornada de ojeada, ya que no se pueden llamar compras cuando únicamente puedes observar: en éste caso, lo que necesitaríamos en caso de tener que volar próximamente a Vladivostok... La sensación era tremenda: me venían los recuerdos del pasado año y las compras que realizamos al no pensar nunca en perder a nuestro peque; lo que provocó que aún hoy, tantas cosas nos lo hagan recordar. No hay certeza aún; y eso no nos permite olvidar aquellas últimas y tristes Navidades que no nos hacían presagiar lo que éste año nos ha traído...y sólo esperamos no tener que repetir y recordar todo lo acontecido desde que comenzó el 2014: cada vez resuenan más en mi mente las palabras de quienes nos decían (y lo decían con mucha seguridad; y eso es mucho teniendo en cuenta lo poco que les gusta a los rusos y las ecais mojarse...) que en dos meses, volveríamos a reunirnos con nuestra peque...y provoca una angustia y unas palpitaciones del corazón, tan constantes como desalentadoras. 
     Hoy, despido el día, recordando el significado de la Adopción, a quienes deciden el cómo y el cuando: Feliz Miércoles a todos...ya amaneció nuevamente en Vladivostok, con toda nuestra Esperanza puesta en conocer el momento de reunirnos con nuestra princesa...

lunes, 24 de noviembre de 2014

Una nueva semana, una nueva Esperanza.

     Una nueva semana comienza, aunque poco falta para que acabe éste lunes en nuestra querida Vladivostok... Otra nueva oportunidad para recuperar ese aliento que ya escasea, pero que aún nos permite seguir en pie. Comenzaba ésta jornada, con una de las mejores noticias que se pueden recibir: la de una nueva familia que se ve ampliada en tierras rusas... Y transcurre, entre la ilusión y la esperanza de una familia muy querida por nosotros, que hoy, conocerá a su pequeño bajo las gélidas temperaturas de los Urales. Hoy pues, nervios por ellos también, puesto que sabemos a qué se estarán enfrentando en estos momentos; temores, ilusión e incertidumbre...pero rodeados de amor y cariño en unos momentos que cambiarán de un modo u otro sus vidas; de eso no hay duda. Ojalá, porque así lo deseamos, vaya todo como debería, porque la alegría de ser así, no se borrará de esos rostros nunca...
     Ha pasado un nuevo fin de semana...y el mes de Noviembre, que tanto prometía, va llegando a su fin. Pero a pesar de todo, como tantas otras veces, despertaremos cada día pensando en que podría ser el momento en que, con una simple llamada, cambie nuestra vida para siempre. Mientras exista la posibilidad, por pequeña que sea, mantendremos la Esperanza: y POR QUÉ NO HOY? Parece que los ángeles vuelven a deleitarnos con su presencia...o sería algo pasajero? Confiemos en que ésta vez, hayan vuelto para quedarse...
     El corazón, palpita aún más rápido si cabe según se acercan las Navidades...y por qué no, unas Navidades verdaderamente Blancas con un 100 % de humedad. Quizás éste año, podamos celebrar dos veces la Navidad...o quizás, ninguna: como siempre, depende únicamente de una decisión que no depende de nosotros. Ojalá lluevan llamadas ésta semana y haya muchas familias que puedan reunirse en unas fechas tan entrañables...

viernes, 21 de noviembre de 2014

Una situación rocambolesca...

     Estos últimos tres días, han sido una locura... Los últimos documentos requeridos por su señoría, nos han traído de cabeza; y cuando todo parecía a punto, como tantas veces, apareció algo inesperado...pero casi milagrosamente, tuvo solución tras un rato que se nos hizo eterno: puedo volver a creer y a pensar, que "los ángeles" han vuelto a nuestro lado; porque ha habido muchas personas (a quienes siempre estaremos agradecidos y recordaremos con cariño...), que han hecho posible un nuevo "imposible". Ésta vez, era rizar el rizo para conseguir estos documentos; pero a pesar de las rocambolescas situaciones que se nos han presentado, todo estaba listo en tiempo récord y enviado de inmediato a Moscú... Será ésta ya la definitiva? Lograremos tras ésta Odisea convencer a su distinguida señoría, de que ya es hora y estamos preparados para luchar por conseguir la felicidad de nuestra pequeña?
     Un ejemplo de lo que pueden complicarse las cosas es, tener un plazo muy limitado de tiempo para poder legalizar un certificado médico de un especialista (dicho sea de paso, conseguimos una cita con él en cuestión de horas gracias a 3 personas que se volcaron por conseguirlo) y tener que legalizar dicho documento en Segovia, y con menos de una hora para poder hacerlo, por pertenecer al Colegio de Médicos de dicha provincia... 
     Hoy también, acudíamos al juzgado de nuestra localidad, donde debían entregarnos un certificado (que gracias a Dios, en muy pocas ocasiones ha sido solicitado en procesos de adopción; y hasta ahora nunca en nuestra región...) que pudimos solicitar la jornada de ayer, gracias a Paula y su desempeño profesional (no quiero imaginar como habría sido de difícil conseguirlo si no fuera así...). La sorpresa fue cuando, sin motivo aparente, nos comunican que después de tenerlo redactado, han procedido a destruirlo...: no podíamos creerlo!!! Se nos heló la sangre y esas palabras, nos hirieron el corazón como pocas veces habíamos sentido: no alcanzábamos a comprender el motivo, por tratarse de un tema vital para una niña y la que trata de ser su familia... En esos momentos, todo lo acontecido y todo el esfuerzo realizado, pasaba por delante de nuestros ojos: conocían perfectamente la necesidad de dichos documentos...que eran requisito indispensable para poder obtener una fecha de juicio; que lo más ansiado y necesitado por una familia (que además conocen...) estaba supeditado a ese documento que acababan de hacer pedazos por algún tema del cual no éramos responsables, pero que nos quitaba el aliento. Fueron 45 minutos (fundamentales para poder legalizar antes de proceder a su envío a Moscú...) de angustia y desconsuelo, que tardaremos mucho tiempo en olvidar...nuevamente, cuando todo parecía ya a punto, surgía un problema que no parecía tener solución. Afortunadamente, volvió a aparecer un ángel (y evitó esa tentación demoníaca que se había apoderado de quien debía redactar dicho documento...), que provocó que la cordura volviera a ese ser; y se diera cuenta de la situación que podía causar, por tener un mal día o incluso un simple impulso en un momento determinado. De repente, volvía a iluminarse el camino, y aunque con el reloj marcando la hora de cierre, conseguimos legalizarlo todo en el último instante... Siempre, todo está tan lejos; pero al mismo tiempo tan cerca...que no puedes creer que algo ocurrirá, hasta que no lo ves y tienes la certeza de que está hecho. Qué difícil se hace seguir siendo optimista, a pesar de esa constante montaña rusa de sentimientos. Yo, me quedo con el aspecto amable y el cariño de la gente que se ha volcado por ser de ayuda; y que muestra el lado generoso de las personas...porque nos ayuda a predicar con el ejemplo y nos convence aún más de que hay que ofrecer ayuda a los demás siempre que uno pueda. Hay personas que siembran de forma altruista y sientan las bases del futuro, consolidadas en un convencimiento moral y ético, que nos permite creer en la Bondad: y eso, nos ayuda a seguir creciendo como personas y seguir aprendiendo, para poderlo ofrecer a los demás; y por supuesto, poderlo enseñar y mostrar con el ejemplo a quien si algún día nos permiten, será nuestra hija... 

     Han sido tres días muy intensos, que a pesar de volver a sentir el peso de todo lo ya recorrido; nos ha permitido terminar una nueva semana, que aunque haya vuelto a concluir carente de buenas noticias, nos permite volver a Creer...y volver a recuperar la Ilusión y la Esperanza en que éste mes, a pesar de estar próximo a su fin, pueda concluir de la mejor manera... 
     El optimismo es un imán para la Felicidad. Si eres Positivo, las cosas buenas y las buenas personas se sentirán atraídos por tí...

jueves, 20 de noviembre de 2014

Un día cargado de prisas y situaciones inverosímiles...pero que dió mucho de sí.

     Después de todo lo caminado...parece que algo volvía a depender de nosotros: y volvimos a hacer todo lo que está en nuestras manos, a pesar de nunca saber si fue suficiente, se hizo a la mayor celeridad posible: aunque mañana comienza muy temprano con nuevas tareas para tenerlo todo dispuesto y legalizado cuanto antes. Hay veces en que no sé ni entiendo en qué mundo vivimos...en que no es posible comprender tantos obstáculos para un fin tan noble y necesario y que tanto beneficia a unos y a otros; como si cometiéramos un delito por emprender este camino. 
     A pesar de todo, ha representado una inyección de moral y energía, poder realizar algo que posibilite el acercamiento a nuestra pequeña: la volvimos a sentir casi presente, a la distancia mínima de unos documentos que esta vez sí, deberían ser los últimos...(porque no se sí existen más). Después de todo, sigo confiando en el corazón de una jueza (porque me han demostrado que en Rusia algunos también lo tienen), que debe comprender la necesidad de reunirnos cuanto antes: y ojalá esa fecha llegue pronto a su destino, porque sonará en nuestros oídos, mucho mejor que el número premiado en el sorteo de Navidad. 
     Buenas noches y feliz descanso...va finalizando una nueva semana sin lo más deseado; pero siempre hay que despertar soñando con que algo maravilloso está a punto de ocurrir: y algún día, será así. Cuando? No se sabe...pero ya debería ser muy pronto; y hoy existe una nueva oportunidad de tenerlo o al menos, sentirlo más cerca... Y con Esfuerzo y Ayuda, quizás consigamos hoy otro imposible: los detalles, los dejo para otro momento porque hay situaciones que hacen que todo parezca inverosímil...pero aún así, totalmente cierto. 
     Despertar todos los días, sabiendo que tu hij@ te está esperando, y nunca darse por vencido... Ten Fe.